Público
Público

Gallardón invita a perder el "miedo" a las liberalizaciones

Llamazares echa en cara a PP y PSOE que su modelo económico sea el de los "ajustes" en el debate a cinco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los principales misterios del debate de anoche, el de quién ocuparía la quinta silla, la que corresponde al grupo parlamentario ERC-IU-ICV, se desveló cinco horas antes de la cita. Hasta entonces no estuvo claro que el cabeza de lista de IU por Asturias, Gaspar Llamazares, era el elegido.

Para que esto fuera posible, tuvo que actuar la Junta Electoral Central a petición de ERC, que se arrogaba el derecho de mandar un representante a TVE al considerar que el hecho de haber tenido más escaños en el Congreso durante la legislatura primaba sobre el de que IU hubiera obtenido más votos en las urnas.

Así, con esta polémica ya solucionada, a las 22.10 de la noche, un enviado de cada uno de los grupos con representación parlamentaria se sentó en el plató. Junto a Llamazares, que dejó muy claro que hablaba en nombre de IU, se dieron cita Ramón Jáuregui (PSOE), Alberto Ruiz-Gallardón (PP), Pere Macias (CiU) y Josu Erkoreka (PNV).

El menú y la estructura fue similar al debate que dos días antes habían mantenido los candidatos de PP y PSOE a la presidencia de Gobierno. A saber: tres bloques. Economía y empleo, políticas sociales y un último apartado de democracia y otras políticas. La rigidez del formato fue total. Y el debate brilló por su ausencia. Los protagonistas tenían permiso para interrumpirse. Pero ninguno se animó.

El primer bloque pretendía enfrentar los programas económicos de cada formación. Fiel a su estilo, el representante de IU trasladó a la audiencia la idea de que tanto PP como PSOE hacen lo mismo: interpretar la 'sinfonía del ajuste', de las privatizaciones. '¿De qué hablan ustedes, Jáuregui y Gallardón, que llevan años haciendo ajustes en el Gobierno y en sus comunidades autónomas?', les inquirió.

Tanto el socialista como el conservador le cogieron el guante. El alcalde de Madrid, en un tono muy diplomático como acostumbra, para reconocer al representante de IU que compartía sus inquietudes, pero que no debía temer a las liberalizaciones. 'No le tenga miedo a la liberalización [...], porque eso es tremendamente positivo', espetó.

Precisamente, el programa electoral presentado por los conservadores la semana pasada consagró la apuesta de Mariano Rajoy para las privatizaciones. Hay para todos los gustos: transporte, televisión, proyectos en materia de Defensa. La respuesta del candidato de IU no tardó en llegar: 'En esta crisis, o la iniciativa pública adopta nuevas inversiones o no habrá recuperación'.

Llamazares, Jáuregui, Gallardón, Macias y Erkoreka fueron los cinco participantes

En respuesta a Llamazares, Jáuregui optó por defender los ajustes como 'necesarios' y por ir directamente a por el candidato conservador. A Ruiz-Gallardón le pidió 'rigor' y que tuviera en cuenta lo que su partido predica en las comunidades y ayuntamientos que gobiernan. Fue un dardo contra el alcalde que dirige el Ayuntamiento más endeudado de España. Más tarde, hablando de política social, se lo volvería a recordar, mientras que el regidor negaba que el PP fuera a aplicar el copago y mostraba su compromiso por garantizar la sanidad, la educación y las pensiones.

En materia de política económica, el representante del PNV, Josu Erkoreka, lamentó que los partidos mayoritarios no apostaran por la industria. Y el de CiU, Pere Macias, insistió en que, para la formación que él representa, 'la economía productiva debe ser el objetivo de cualquier política económica'.

En el segundo bloque, dedicado a políticas sociales, los participantes se afanaron en defender lo importante que es para su respectiva formación el mantenimiento de los servicios públicos.

Aquí el regidor madrileño, número cuatro de la lista por Rajoy, se llevó lo peor. Jáuregui le recordó que, 'cuando se privatiza, se pierde el derecho a la igualdad'. Mientras, el alcalde, evitaba el cuerpo a cuerpo asegurando que su formación no recortará en Sanidad y Educación y que estará dispuesta a llegar a grandes pactos nacionales en estas materias.

Todos los candidatos coincidieron el señalar el anuncio del cese de la violencia de la banda terrorista ETA como una buena noticia. 'Pero no es suficiente. La siguiente noticia tiene que ser la de la disolución de la banda', añadió el candidato conservador.

PNV aprovechó para recordar que lo que su formación quiere es 'más autogobierno' En este mismo bloque, el candidato de IU por Asturias al Congreso fue especialmente insistente en una de las demandas clásicas de su formación: la de la reforma de la ley electoral para acabar con la consolidación del bipartidismo.

Macias, por su parte, fue especialmente insistente en la demanda del pacto fiscal. Y Erkoreka mostró su firme oposición a la devolución de competencias al Estado. Dijo tener miedo de la vuelta al famoso 'café para todos', pero con el agravante de que sea 'a la baja'.

En este sentido, el representante del PNV aprovechó para recordar que lo que su formación quiere es 'más autogobierno'.

Una decisión de última hora de la Junta Electoral jugó aún más en contra de la agilidad de este espacio. Al término de cada bloque, los representantes de otras formaciones presentes en el Congreso, pero sin grupo parlamentario (CC, BNG y UPyD) presentaban, en un vídeo previamente grabado, sus apuestas en esas materias. Por cierto, aquí aparecieron las dos únicas políticas presentes en el debate. La representante de Coalición Canaria, Ana Oramas, y la de UPyD, Rosa Díez.