Público
Público

"El Gobierno tiene a los más débiles en el punto de mira"

El nuevo copago en el transporte en ambulancia es una medida "demencial" que pone en riesgo "la vida de las personas con menos recursos", dice la Defensora del Paciente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo copago que prepara el Ministerio de Sanidad, esta vez para ahorrar en el transporte en ambulancia, ha sido recibido como 'un mazazo más' por la Defensora del Paciente, Carmen Flores. 'Los pacientes estamos en el punto de mira del Gobierno, sobre todo los más débiles', apunta. 

El borrador de la orden que regula la cartera de servicios del transporte sanitario no urgente determina que los ciudadanos que tengan que usar una ambulancia para trasladarse a un centro sanitario deberán pagar 5 euros por trayecto, aunque esta cantidad no será fija dado que se establecerán límites mensuales o semestrales para estos pagos en función de su renta o de si se trata de enfermos graves o crónicos. El transporte sanitario no urgente es el que se requiere para 'enfermos o accidentados que no se encuentran en una situación de urgencia o emergencia y que, por causas exclusivamente clínicas, están incapacitados para desplazarse' por su propios medios a un centro sanitario.

'El Ministerio se ahorrará una cantidad mínima comparada con el daño gravísimo que genererá', sigue Flores, 'el Gobierno está poniendo en peligro la vida de las personas, especialmente las que tienen pocos recursos'. La Defensora del Paciente alerta del 'perjuicio gratuito' que esta nueva forma de copago provocará a los pacientes crónicos y califica la medida de 'demencial'.

El borrador tendrá que ser evaluado por la Comisión Delegada de Sanidad y posteriormente por el Consejo Interterritorial, en el que participan todas las comunidades autónomas y el Ejecutivo. Aun así, Flores no confía en que la medida se modifique dado 'todos los recortes que ya están sufriendo los pacientes'.

Por ello, ha remitido una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que califica la medida de 'maldad política'. 'Se está metiendo usted en un jardín difícil de superar', le advierte tras afirmar que 'contra Franco vivíamos mejor'. Flores avisa a Rajoy de que aconsejerá públicamente 'no pagar ni un céntimo por un servicio que es obligación de la administración dar'.

 

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) también considera que esta última modalidad de copago es 'un verdadero despropósito' y advierte de que 'tendrá un efecto muy negativo sobre las personas con mayores problemas de salud (sobre todo enfermedades crónicas), los que tienen bajos ingresos (pensionistas y/o desempleados) y a quienes viven en el ámbito rural que depende de este transporte para recibir atención especializada, la realización de pruebas diagnósticas y recibir algunos tratamientos'.

El borrador determina que los usuarios de ambulancias tendrán que abonar el 10% del coste del trayecto, que Sanidad cifra en 50 euros. Es decir que cada paciente deberá pagar 5 euros de ida y cinco de vuelta. Los asegurados o pensionistas y sus beneficiarios con una renta igual o superior a 100.000 euros pagarán un máximo de 60 euros mensuales; los que perciban entre 18.000 euros o 100.000 tendrán un límite de 20 euros al mes, y quienes ganen menos de 18.000 euros sólo abonarán como mucho 10 euros al mes.

La FADSP recuerda que este nuevo copago se suma a los impantados sobre 'los medicamentos, las ortesis y prótesis, y sobre la dietoterapia'. Y todo ello sumado al euro por receta ya vigente en Catalunya y que puede que se implante también en Madrid.