Público
Público

González reaviva el debate sobre legalizar las drogas

El ex presidente considera que tiene que ser una decisión "a nivel internacional"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El debate sobre la legalización o no de las drogas volvió ayer a la actualidad después de que el ex presidente del Gobierno Felipe González defendiera la 'eliminación de la prohibición' como mejor solución para luchar contra el narcotráfico y la violencia que conlleva.

Las declaraciones de González hay que ponerlas en contexto: fueron realizadas el lunes pasado por la noche en una recepción organizada por el embajador de México en Madrid, país que sufre en los últimos tiempos una lucha encarnizada contra el narcotráfico. 'Ningún país puede unilateralmente decidir la legalización sin un coste extraordinariamente grave para sus dirigentes, por ello sería necesario un acuerdo internacional que se cumpla entre todos', propuso González. 'Si fuera sólo un país el que decidiera levantar la prohibición, habría un crecimiento en punta del consumo con un coste absolutamente inasumible para los dirigentes políticos', añadió.

Proyecto Hombre: 'Acercaría la compra a los adolescentes'

Y a partir de ahí llegó la polémica, que tuvo su máxima expresión cuando el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso, desautorizó ayer las palabras del ex presidente. 'Las propuestas para la legalización no tienen eficacia', advirtió Alonso, refiriéndose de forma expresa a que la experiencia de otros países donde las drogas son legales no ha terminado con las mafias ni ha mejorado la salud de los usuarios.

En España, el consumo de drogas para uso privado es ilegal, pero no está penalizado. Es decir, si la policía detiene a alguien con una dosis de cocaína, puede ponerle una sanción administrativa, pero nunca una pena de cárcel. Otra cosa es la legalización por la que abogó ayer González para así terminar con el narcotráfico, que significaría que la droga podría comprarse libremente en cualquier establecimiento.

La FAD: 'Es una ingenuidad pensar que el usuario es responsable'

Las declaraciones de González produjeron cierta confusión entre las ONG que trabajan con drogodependientes, al no saber a qué se refería exactamente: si a una despenalización del consumo que ya existe en España, pero no en otros países latinoamericanos, o a una legalización total de todo el proceso. Más bien parece lo segundo, ya que el ex presidente, en sus declaraciones, hizo referencia a la Ley Seca que imperó en Estados Unidos en la década de 1920.

'Podemos volver la vista atrás y pensar en la criminalidad organizada en Estados Unidos, con miles de muertos, y que dependía de la ilegalización del alcohol', señaló González. 'Aquella violencia terminó cuando se acabó la prohibición y el negocio, con los impuestos que fuera, se hizo legal', agregó. Algunos ex presidentes latinoamericanos, como el brasileño Fernando Henrique Cardoso, ya se habían pronunciado anteriormente sobre este asunto, pero quedándose en la despenalización del consumo y no del resto de eslabones de la cadena. Otros, como el colombiano César Gaviria o el mexicano Ernesto Zedillo, también apuestan por no criminalizar al consumidor, aunque ninguno despenalizó el consumo cuando eran presidentes de sus respectivos países.

Del lado de las organizaciones, algunas asumieron las declaraciones de González como lógicas dentro de un proceso inevitable hacia esa legalización y otras se cerraron en banda a fomentar el uso de las drogas. 'La legalización es un proceso que ya se está produciendo. En España, es más que evidente en el consumo del cannabis, que de manera formal es ilegal, pero en la práctica hay permisividad. El proceso es inevitable y acabará imponiéndose de manera natural', opinó Domingo Comas, presidente de la Fundación Atenea.

Para Ignacio Calderón, presidente de la Fundación de Ayuda para la Drogadicción (FAD), el debate es de una 'complejidad enorme. No dudo de que la liberalización haría descender los conflictos del narcotráfico, pero también extendería el consumo y los problemas derivados de ello'.

Asimismo, recalcó que 'pensar que el usuario es mayor y responsable es pura ingenuidad', poniendo como ejemplo otras drogas legales que existen en el mercado (alcohol y tabaco) y cuyo consumo por un sector sigue siendo abusivo.

Desde Proyecto Hombre, su responsable en Madrid, José Luis Sáncho, fue tajante: 'Al día siguiente de que se legalizase el consumo, tendríamos que atender el mismo número o más de consumidores abusivos y adictos'. Además, para Sancho, la permisividad acercaría al consumo a un público adolescente que ahora no se atreve o no tiene acceso a la compra de drogas.

Los favorables a la legalización son, sobre todo, los partidarios del cannabis. Fermín Les Lacosta, presidente de la Representación Cannábica en Navarra (RCN), único partido en España de apoyo a la legalización del cannabis, calcula que la eliminación de la prohibición de esta droga reportaría a España un beneficio anual de 6.000 millones de euros.

19.399 arrestos por narcotráfico

En 2009, la policía detuvo a 19.399 personas por tráfico de drogas, un 1,51% menos que la cifra del año anterior.

21,79% lsd y speed

El año pasado aumentaron las incautaciones de LSD y speed, y hubo un descenso de cocaína, hachís, heroína y éxtasis. El total de decomisos creció un 21,79% respecto a 2009.

97% muertos

En 2000, 302 personas murieron por consumo de drogas. En 2009, la cifra se redujo a tan sólo nueve fallecidos por esta causa.