Público
Público

El Govern plantea una ley propia de control del gasto

El Ejecutivo de Mas recicla una propuesta del PP que rechazó en abril

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Govern y CiU, a 11 semanas de las elecciones generales, coinciden en que la reforma de la Constitución para fijar un límite al gasto y al déficit público impulsada por PSOE y PP es un ataque a la autonomía de Catalunya. Las expresiones que han empleado han sido duras: creen que el proyecto ha sido 'esperpéntico', elaborado 'con nocturnidad y alevosía', que es una 'agresión' y una 'ruptura del pacto constituyente' y un 'desprecio' a una Generalitat que aún espera una llamada del presidente Zapatero para tratar el asunto.

La respuesta del Ejecutivo que preside Artur Mas llega en varios frentes: a la misma hora en que los diputados convergentes en el Congreso evitaban emitir voto alguno, el Consell Executiu del Govern acordaba responder a la iniciativa de PSOE y PP con una ley catalana de estabilidad presupuestaria que debería entrar en vigor antes que la estatal. El portavoz del Ejecutivo, Francesc Homs, se refirió a ello como 'contraataque legal'.

La Generalitat reclama que la ley estatal preserve sus competencias

Según el Govern, la reforma de la Constitución 'no sirve para dar confianza a los mercados' y va 'en contra del autogobierno de Catalunya'. Además, existe un fuerte malestar porque, según explicó Homs, 'la Generalitat es la única administración del Estado que hace meses que va en esta línea de contención de déficit'. El portavoz aludía así a la reducción del 10% del gasto en el Presupuesto de 2001, respecto al de 2010.

La intención del Govern es que esta ley esté en vigor antes de que acabe el año y antes de que la ley que apruebe el Gobierno esté ultimada, 'para no esperar a que nos digan qué tenemos que hacer', según Homs. Sin embargo, el Govern no sabe aún si este proyecto fijará un límite al déficit fiscal con el Estado como ha pedido ni qué límite de déficit fijaría. También admitió que esta ley podría acabar siendo recurrida al Tribunal Constitucional.

CiU rechazó en abril por 'obsoleta' la norma que ahora promueve

Se da la circunstancia de que este año el Parlament ya debatió una ley de estabilidad presupuestaria que propuso el PP de Catalunya. Fue el pasado 14 de abril y la norma fue rechazada de pleno por los diputados del resto de fuerzas, incluidos los de CiU.

El diputado Antoni Fernández Teixidó justificó entonces la negativa de la federación nacionalista, manifestando que, 'siendo absolutamente partidarios de la estabilidad presupuestaria', CiU no votaría la iniciativa por 'extemporánea, obsoleta y redundante'. Teixidó aludió a la Ley General de Estabilidad Presupuestaria de 2006 y a un real decreto de 2007.

Sin embargo, el PP logró resucitar su proyecto el pasado mes de julio, tras el acuerdo alcanzado con CiU para dar vía libre a sus Presupuestos. La formación que preside Alicia Sánchez Camacho puso esa condición para abstenerse en la aprobación de las cuentas y CiU tuvo que recuperar el proyecto.

Desde el primer momento, ambos partidos se fijaron como objetivo que la ley estuviera vigente antes de concluir el presente año y es de prever que la reforma constitucional acelere aún más su aprobación.

Fuentes del PP explicaban ayer que consideran esteproyecto 'compatible' con la reforma constitucional. El portavoz popular en el Parlament, Enric Millo, recordó que este proyecto de ley no parte del ejecutivo: 'No han inventado nada nuevo, no hacen más que cumplir con la primera exigencia del PP para la negociación del Presupuesto de 2011'.

Millo censuró también la 'pataleta' de CiU en el Congreso al no votar la reforma y lamentó la 'irresponsabilidad' de un Duran que, según dijo, 'dilapida su imagen de hombre de Estado para aparecer alineado con independentistas y comunistas'.