Público
Público

Griñán alude al 11-M y al 11-S para defender el escudo antimisiles de Rota

IU acusa al PSOE de haber perdido cualquier "mínimo atisbo de pacifismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“No queremos vuestras guerras. No al escudo antimisiles”. Esta frase estaba estampada en un cartel que los seis diputados de IU levantaron en el Parlamento de Andalucía, mientras su jefe de filas, Diego Valderas, preguntaba al presidente andaluz, José Antonio Griñán, por su posición respecto al escudo antimisiles de la OTAN, que el Gobierno ha aceptado instalar en la base naval de Rota (Cádiz). Griñán manifestó que había sido informado por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y defendió su colocación porque hay “grupos terroristas internacionales con misiles” y que es misión de los gobernantes evitar posibles atentados como los del 11-S y el 11-M, lo que provocó gestos de desaprobación en la bancada de IU y, posteriormente, la alabanza irónica del presidente del PP, Javier Arenas: “Da gusto oírle”, le dijo.

Valderas reprochó al presidente que “se abrace ahora” a las pretensiones “belicistas” de Rodríguez Zapatero y que haya pasado del “no a la guerra” a defender los “intereses imperialistas” de Estados Unidos. Luego, acusó a Griñán de haber “ocultado” al pueblo andaluz y al Parlamento las negociaciones entre el Gobierno central y la OTAN para cerrar el acuerdo, lo que, en su opinión, “incumple” los compromisos del referéndum que supuso el ingreso de España en la Alianza Atlántica.

“Quien les ha visto y quien les ve”, exclamó Valderas. “Han perdido cualquier mínimo atisbo de pacifismo”, remachó. Finalmente, señaló que cuatro barcos estadounidenses desplegados dentro del sistema de protección de la OTAN y la incorporación de 1.000 soldados a la base “aumentan el riesgo” para Andalucía.

Griñán negó las acusaciones de Valderas y manifestó que el escudo antimisiles  no forma parte de ninguna ofensiva militar. Por el contrario, afirmó que se trata de una estrategia de defensa ante posibles ataques de organizaciones terroristas internacionales que “tienen misiles”. Griñán aseguró que de Libia se han sustraído cientos de ellos. Y agregó que, en su opinión, el resumen del asunto es la protección ante una eventual amenaza “por parte de organizaciones terroristas internacionales” a socios y aliados de España.

“Esto, señor Valderas, lo sabemos todos menos ustedes, que no se enteran”, replicó el presidente. Luego, aseveró que la ofensiva de su partido y del Gobierno se centra en la Alianza de Civilizaciones y el patrocinio de la paz en distintas partes del mundo. Sobre la falta de debate sobre el acuerdo con la OTAN, Griñán garantizó que cuando concluyan todos los extremos de la negociación, sus contenidos se llevarán al Congreso de los Diputados.

Valderas lamentó que el Gobierno “venda la moto” con los puestos de trabajo en Rota. IU, aseguró su coordinador, tiene un “tremendo escepticismo” sobre los “beneficios que, en términos económicos y de empleo”, puede crear la implantación del escudo antimisiles. Valderas destacó la “disminución en la participación de la base en la economía del municipio, pues se autoabastece”. El portavoz de IU agegó que “no se puede consentir que tanto las bases militares como la Iglesia no paguen el impuesto de bienes e inmuebles (IBI) en este marco de austeridad económica” y defendió que ambas instituciones “deben contribuir con la hacienda municipal”.

El presidente Rodríguez Zapatero anunció por sorpresa la semana pasada que la base naval de Rota albergará a 1.300 militares y cuatro buques de guerra de EEUU y que España haría una “aportación decisiva” a la secuela del escudo antimisiles ideado por George W. Bush que el actual Gobierno de EEUU patrocina en la OTAN. El presidente se mostró en 2001 en contra del plan impulsado por Bush y avalado por el expresidente de España, José María Aznar.