Público
Público

La Guardia Civil impide una misa en el Valle de los Caídos

Por motivos de seguridad, dado que los asistentes superaban el aforo máximo. Una asociación tilda de "recorte de libertades" el impedimento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos ha organizado en la mañana del miércoles una misa en dicho recinto para recordar la memoria de los muertos en la Guerra Civil, pese a que su acceso está restringido desde principios de año por las obras de restauración. 

Debido a esto, la entrada principal está cerrada y se habilita un acceso alternativo cuyo aforo máximo es de 300 personas, según fuentes de la Benemérita, informa Óscar López Fonseca. Por esta razón, los agentes no han permitido la entrada a los miembros de la asociación, dado que no se podía garantizar 'la seguridad' de quienes pretendían celebrar la misa. 

Pese a todo, para el presidente de la asociación, Pablo Linares, tal impedimento supone 'un recorte de libertades' que 'no tiene nada que ver' con la Ley de la Memoria Histórica. Linares ha anunciado que denunciarán la actuación de la Guardia Civil. 

Además, esta asociación tiene recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid la decisión de mantener cerrado al público el recinto, ya que consideran que las obras de restauración se pueden llevar a cabo sin impedir la entrada de los visitantes. 

A principios de 2010, Patrimonio Nacional decidió poner en marcha las obras de restauración de la Piedad de la fachada de la iglesia, dado que ponían en riesgo la integridad de los visitantes. 

Esta era la segunda ocasión en que los monjes que custodian el Valle de los Caídos organizaban este tipo de misa. Estos monjes aún siguen celebrando misa, ya que el templo no está clausurado y se permite asistir al público siempre que sea para seguir el oficio religioso, para lo que se accede a la Basílica a través del pasadizo de la abadía.