Público
Público

La Gürtel, ni en disfraz

Un grupo de jóvenes es expulsado de la cabalgata de disfraces de Carlet (Valencia) por ir vestidos de personajes de la trama Gürtel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se sienten dolidos y no quieren hablar ni para denunciar la censura. Este sábado, un grupo de jóvenes acudió a la cabalgata de disfraces de Carlet (15.000 habitantes) y fueron expulsados del desfile 'por ir vestidos como personajes de la trama Gürtel', según manifestaron a medios locales algunos de sus integrantes.

La caricatura debió escocer en una localidad donde el Partido Popular gobierna con mayoría absoluta y su alcaldesa, Mª Ángeles Crespo, también es senadora. Entre los personajes parodiados estaba un Francisco Camps chorreante de billetes falsos de 500 euros y un cartel con el lema: 'yo me pago mis trajes'. Y junto a él, una protuberante y desmelenada Rita Barberá embutida en rojo y asfixiada por un larguísimo collar de perlas. Tras ellos, cuatro policías blandían sus porras y tres reporteras de Canal 9 escenificaban con preguntas absurdas la estrategia que sigue el ente público de silenciar el impacto de la trama corrupta en las filas del PP valenciano.

Su presencia comenzó a generar jolgorio entre los participantes, pero cuando se incorporaron a la comitiva llegaron varios festeros de la organización y les cerraron el paso. 'No fue una cuestión política', explicó ayer a Público el presidente de la Comisión de Fiestas, Joaquín Claramontes, para quien la normas de la cabalgata 'son muy estrictas'.

'No fue una cuestión política, las normas son muy estrictas'

El grupo de la Gürtel iba sobre un camión recubierto de cartones con mensajes alusivos a la red Correa. Según Claramontes, 'el vehículo era muy aparatoso y se les propuso que fueran andando, pero no quisieron. Entonces se pusieron muy nerviosos y cuando me disponía a dejarles participar con el camión, me insultaron y ahí se acabó toda negociación'.

Público no ha podido recabar el punto de vista de los festeros expulsados, aunque sí ha podido saber que hicieron una parte del recorrido a pie y, al poco, se retiraron en señal de protesta.