Público
Público

Hachís, sardinas y móviles

Cae una banda cuando introducía 11 toneladas de droga ocultas entre pescado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La droga, oculta en cajas de pescado. El dinero, lavado gracias a una empresa de telefonía móvil. La Policía Nacional, en colaboración con la Agencia Tributaria, ha detenido en las últimas semanas a seis presuntos integrantes de una banda de narcotraficantes cuando intentaban introducir en España 11.100 kilos de hachís. El alijo fue interceptado el 2 de julio en el puerto de Algeciras (Cádiz), oculto en cajas de sardinas congeladas.

La operación se inició hace tres años, cuando agentes de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Cartagena detectaron en la Región de Murcia las actividades sospechosas de varios de los ahora detenidos, todos con antecedentes por tráfico de estupefacientes.

La investigación se intensificó a mediados de 2009, cuando, a través de los órganos de coordinación de la policía, se supo que esas mismas personas eran vigiladas por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), con sede en Madrid. Meses después, una tercera investigación, en este caso de la Agencia Tributaria, se unió a las pesquisas.

Nació entonces la operación Zero, cuyo nombre hace referencia a la empresa de telefonía ZeroMóvil España S.L., creada presuntamente por el jefe de la banda, Antonio Z. I., a nombre de su mujer, Antonia R. C. también detenida, para blanquear dinero. La policía sospecha que, a través de la telefonía, la banda ha blanqueado 1.500.000 euros procedentes del tráfico de drogas.

Esta no era, sin embargo, la única compañía creada por la red. En 2006, los delincuentes habían constituido, también a nombre de Antonia, Ruzorange S.L., cuyo objeto social eran las telecomunicaciones y la importación de productos agrícolas. El entramado lo completaban dos empresas de transporte: Hismola 2008 Investments S.L. e Investments and International Spanish Trade S.L.

Con esta pantalla, los narcos intentaron introducir en España un cargamento de 12.300 kilos de hachís el pasado marzo. Sin embargo, el camión que lo transportaba fue interceptado por la policía marroquí en Tánger. Después, intentaron colar el alijo oculto entre sardinas que fue incautado en Algeciras el 2 de julio.

Al día siguiente, en esta ciudad andaluza fueron detenidos entonces el jefe de la banda, Francisco Ginés I. G., y su socio en varias de las empresas, José Luis G. V. Ese mismo día, caían en Cartagena la mujer del primero y Francisco Z. I., hermano de Antonio. Hoy, era arrestado en esta ciudad el sexto integrante del grupo. La policía ha bloqueado hasta ahora 38 cuentas bancarias y siete inmuebles valorados en 860.000 euros, ocho vehículos de alta gama, la cabina tractora de un camión y 240.000 euros en efectivo.