Público
Público

Una herencia para perpetuarse en el futuro

Centenares de personas dejan un legado a ONG por convicciones morales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alberto López, de 41 años y padre de tres niños, está convencido de que cuando muera deberá dejar a sus hijos algo más que dinero. 'Debo ayudar a salvaguardar el planeta que mis hijos y mis nietos tendrán dentro de unos años', asegura. Por eso, cuando hace tres años acudió a un notario para redactar su testamento, incluyó en este que el 5% del capital que haya en su cuenta bancaria el día de su muerte pase a manos de una organización que vela por el medio ambiente.

No existen cifras globales de cuántas personas dejan en España parte de sus posesiones a asociaciones sin ánimo de lucro. Los únicos datos que se han recopilado corresponden a 16 ONG, de las 21 que actualmente componen la campaña Legado solidario.org, que ayer relanzó la campaña informativa que lleva a cabo cada año, desde 2005. Estas 16 asociaciones, entre las que están Unicef, Médicos del Mundo, Unhcr-Acnur y Amnistía Internacional, recibieron entre 2005 y 2009 un total de 359 legados (casi 45 millones de euros).

La ley permite dejar parte de lo ganado en vida a una asociación

'Es una obligación moral, es una forma de dar ejemplo a mis hijos', insiste Alberto, que cada mes destina 76 euros a pagar las cuotas de cinco ONG distintas. Como Alberto, Carlos Javier Fernández, de Lugo, también ha decidido legar dinero a una organización sin ánimo de lucro. Cuando muera, dejará 6.000 euros a Amnistía Internacional.

Carlos Javier, funcionario de 50 años, lleva más de una década colaborando con la ONG. 'Estoy muy vinculado a la organización. Quiero pensar que cuando yo no esté por lo menos quedará un reflejo en mi testamento de que tuve interés en los derechos humanos. Será una forma de que ese interés siga vivo', justifica.

El compromiso de quienes recuerdan en sus testamentos a las ONG posibilita que las organizaciones beneficiarias lleven a cabo numerosos proyectos. Los responsables de la campaña insistieron ayer en acabar con la idea de que los legados deben ser de cantidades elevadas. 'Se puede empezar con 1.000 euros o menos', señaló el director de marketing del Comité Español de Acnur, Francesco Sciacca. Para dejar un legado a una organización es necesario ir a un notario, que cobra unos 36 euros. El dinero que se deja a la asociación llega a esta íntegro, ya que en este caso no se deben pagar impuestos de sucesión.

'Quiero proteger el planeta para mis hijos y nietos', afirma Alberto

La plataforma de ONG que componen Legado solidario.org presentó ayer una encuesta según la cual el 2,2 % de los entrevistados ha incluido a una ONG en su testamento. El estudio, realizado sobre 804 personas al finalizar 2010, ya se elaboró en 2006. Al comparar los datos, se observa una mayor predisposición a dejar un legado solidario. En 2006, un 7% así lo declaraba, mientras que el año pasado el porcentaje ascendió al 36%. El perfil del legatario es, a grandes rasgos, el de una mujer de más de 50 años ama de casa, de clase media.

Atender a los que sufren

El abogado José María del Romero lleva 20 años facilitando los trámites para que las 'entidades no lucrativas' cobren sus legados. Entre sus clientes figuran algunos de los integrantes de la plataforma. También otras asociaciones muy distintas. En 2010, gestionó 250 testamentos que supusieron unos diez millones de euros y en lo que va de año, 24. 'Sólo atiendo a los que sufren', insiste.

Quienes donan tras morir son mujeres de más de 50 años de clase media

En el resto de Europa, Gran Bretaña es el país donde la práctica está mejor implantada y el único con estadísticas oficiales sobre los legados solidarios. Allí este tipo de donaciones supone el 5,6% de los presupuestos de las ONG que las reciben. Para las asociaciones españolas, es un ejemplo a seguir.