Público
Público

"Es hora de honrar la memoria de nuestros familiares"

La agrupación de descendientes de republicanos del Valle de los Caídos espera que Rajoy acate las recomendaciones de la Comisión de Expertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los familiares de algunas de las víctimas que albergan los osarios del Valle de los Caídos han acogido con agrado las resoluciones de la Comisión de Expertos siempre y cuando sus recomendaciones 'sean acatadas por el nuevo Ejecutivo'. Así lo ha expresado Silvia Navarro, miembro de la Agrupación de familiares pro exhumación de republicanos del Valle de los Caídos.

Navarro, que tiene en el recinto de Cuelgamuros a su tío abuelo José Antonio Marco Viedma, considera que se trata de una 'oportunidad única' para 'recuperar una asignatura pendiente de la Transición'. 'Nuestros familiares merecen un trato digno y es hora de que se les haga justicia y se honre su memoria', reivindica.

Conscientes de la difícil tarea de identificación de los restos, los descendientes se resignan a una dignificación de los osarios y a 'dotar al Valle de un significado distinto al que tiene'. Aun así, los hijos y nietos de los republicanos enterrados sin permiso de sus familias en el mausoleo de Franco esperan que se agote la última posibilidad de identificación. 'Para nosotros, lo mejor seria que nos entregasen los restos, pero sabemos de la dificultad para llevar a cabo esas exhumaciones', sostiene Navarro.

La salida de los restos del dictador es otra de las recomendaciones que secundan los familiares y esperan que la Iglesia acepte los dictámenes consensuados por la Comisión de Expertos a la que el Gobierno encomendó el futuro del Valle de los Caídos el pasado mayo. 'Mientras exista el Concordato de la Iglesia con el Estado, esa institución es la que tendrá que decidir', lamenta.

Navarro reitera su expectativa de que el próximo Gobierno del PP asuma estas recomendaciones y las plasme en realidad. 'Llegan al poder con un informe ya terminado y consensuado', subraya. Para la Agrupación de familiares este paso, de cumplirse, supondría un acto de 'democracia y justicia' que sentaría unas bases para poder seguir trabajando en el futuro teniendo en cuenta las demandas de los familiares en el proceso de recuperación de la memoria histórica.

Respecto a la permanencia del fundador de Falange en el recinto, Navarro considera que 'no debe tener un lugar prominente' y que si todos son victimas de la contienda, 'deben permanecer en el mismo lugar con su pertinente explicación' de lo sucedido en aquellos años.

Jose Antonio Marco Viedma, tío abuelo de Silvia Navarro, fue secuestrado y fusilado la misma noche del 2 de septiembre de 1936 junto con otras 15 personas en Calatayud. 'Tenía una fabrica de aceites y jabones y era muy amigo del presidente de Izquierda Republicana, a cuyos compañeros les alquilaba un local donde reunirse', relata Navarro sobre la historia que ha construido de su familiar gracias a la documentación hallada en el archivo de Salamanca.

La nieta explica que en 1958 se giro una orden ministerial para dar traslado de los restos de victimas de la Guerra Civil 'tanto de los defensores de la República como de los partidarios de Franco' al Valle de los Caídos. Un año después la norma se hizo efectiva y se llevaron a su tío abuelo junto con los restos de 81 personas más, según consta en los archivos del recinto que alberga la tumba de Franco. 'Pero creemos que se pudieron llevar a mas ya que las exhumaciones las hicieron de forma muy precaria, con palas, y arrastrando todo lo que encontraban'.

La próxima primavera, los descendientes de estas víctimas se plantean exhumar en el cementerio de Calatayud para verificar si, tal y como estiman, se llevaron a todas las víctimas que había en las fosas comunes del camposanto zaragozano y que superaban la centena.