Público
Público

IU inaugura su refundación con un 40% de no afiliados

En la asamblea participan unas 60 organizaciones políticas y sindicales 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Izquierda Unida quiere abrirse a la sociedad y, para ello, ha decidido rodearse de organizaciones sociales de todo tipo. Sindicatos de diferentes sectores profesionales, asociaciones vecinales, grupos a favor de los derechos de los homosexuales y hasta el Foro por la Memoria respaldarán la renovación de la federación liderada por Cayo Lara, que mañana comienza su Asamblea de Refundación con el objetivo de erigirse en 'un bloque alternativo al neoliberalismo'.

'Hemos alcanzado uno de nuestros objetivos, que es la amplia participación en el debate para todos los que se sienten de izquierdas', explicó Enrique de Santiago, secretario de Refundación de la federación.

La federaciónde Asturias se desmarca de la convocatoria

En el encuentro que comienza mañana en la localidad madrileña de Fuenlabrada participarán 60 organizaciones sociales y cerca de un millar de personas, que aportarán sus conocimientos e ideas para 'dar respuesta a los ataques que sufre la mayoría social y la clase trabajadora desde el Gobierno', según consta en uno de los documentos de la federación.

De los 750 delegados acreditados, unos 300 el 40% no son militantes de IU, algo por lo que Santiago se mostró 'satisfecho'. Según él, todos los no afiliados consideran 'imprescindible articular un proceso de convergencia que permita visualizar alternativas a las políticas actuales'.

Como supervisores, más que como participantes activos en la refundación de IU, asistirán al cónclave otros partidos de izquierdas como Batzarre o Zutik, ambas formaciones minoritarias en Euskadi. Asimismo, la histórica Izquierda Republicana se integrará en la federación de Cayo Lara a partir de esta asamblea.

Izquierda Republicana se integrará en IU a partir del cónclave

Sin embargo, el eterno fantasma de las luchas internas seguirá presente en un proceso que, según explicó Santiago, pretende precisamente 'construir una militancia cordial y reparar la conflictividad' que ha caracterizado a IU sobre todo en los últimos años.

Las discrepancias llegan esta vez desde Asturias, donde trabaja una de las federaciones más potentes de la organización tanto por el número de afiliados como por representar al sector más aperturista del partido. Este grupo está encabezado por el único diputado de IU en las Cortes, Gaspar Llamazares, enfrentado desde que fue coordinador general con el sector más duro del Partido Comunista, al que representa Cayo Lara.

El portavoz de IU Asturias, Pablo Prieto, denunció, en declaraciones a Público, que 'hay un sector del PCE que defiende que haya candidaturas al margen de IU en las próximas elecciones'. A su juicio, esto forma parte de 'una estrategia de involución política que beneficiará al PSOE'. En este sentido, los asturianos confiaron en que Cayo Lara 'sepa dar con el final del secuestro al que le ha sometido el PCE'.

Desde la dirección federal explicaron que estas acusaciones 'no tienen ningún sentido', y confiaron en que IU Asturias ocupe hoy su sitio en la asamblea.