Público
Público

IU reclama al Gobierno que ningún funcionario ni cargo público cobre más que el presidente

El coordinador recuerda que además de los controladores aéreos, hay más privilegiados en el sector público // Advierte a sus compañeros de que no se "encadenen" a los socialistas y su política neoliberal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En realidad, no es una idea nueva. IU ya lo planteó el pasado febrero, cuando entonces poco o nada se hablaba de ello. Ahora, en plena polémica con los controladores aéreos y sus abultadísimos sueldos (unos 200.000 euros de media), la federación retoma y actualiza su propuesta: presentará esta semana una iniciativa para que ningún empleado público, ningún funcionario y ningún cargo electo de ninguna administración del Estado cobre más que el presidente del Gobierno, que en 2011 percibirá una retribución igual a la de 2010: 78.185,04 euros al año. La Presidencia Ejecutiva Federal de Izquierda Unida, el órgano de dirección intermedio, sancionó ayer la idea. 

'Además de los controladores, hay otros sectores públicos y privados con altísimos privilegios sociales y económicos, con salarios y prebendas que hacen sonrojar a cualquier ciudadano común. Por ejemplo, los registradores de la propiedad, la profesión de [Mariano] Rajoy, notarios, el propio presidente del Parlamento, el gobernador del Banco de España... –citó ayer Cayo Lara en su intervención inicial ante los suyos–. Hay que preguntar al Gobierno cómo piensa resolverlo. Ni un salario público por encima del que tiene el presidente del Gobierno. Tenemos una voluntad decidida de llevarlo al Parlamento y ver qué responden el PSOE, el PP y los partidos nacionalistas'. 

Lara alude también a las retribuciones de ejecutivos, banqueros e incluso la de Cospedal

Lara también se refirió a la casta de privilegiados privados, como los banqueros, los altos ejecutivos del Ibex o incluso la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que, como publicó este diario, percibe anualmente unos 240.000 euros.

La propuesta se inserta dentro del informe político que ayer defendió Lara y, más en concreto, dentro de la reflexión que hace el líder sobre la crisis en los cielos españoles vivida el pasado fin de semana. El coordinador expresó la condena de IU a la conducta 'irresponsable' de los controladores, porque en vez de hacer huelga, se han 'escondido' tras una baja médica, por lo que han 'contribuido a desprestigiar el derecho de huelga, tan duramente conquistado por los trabajadores'. También subraya la 'responsabilidad histórica' de los gobiernos de PSOE y PP por no haber atajado el problema y acusa al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de haber aprobado, el día 3, un real decreto ley, el que venía a aclarar el cómputo de la jornada laboral, 'como mínimo imprudente'. Por todo ello, IU 'urge al Gobierno a levantar el estado de alarma lo antes posible'. 

IU debe ambicionar ser un 'proyecto de masas', el referente de la izquierda

El resto del informe no reviste grandes novedades. Lara insiste en cuál debe ser la hoja de ruta para IU a partir de ahora: convertirse en un 'proyecto de masas', en la referencia 'de una izquierda necesaria para defender las políticas de izquierda, alternativa y transformadora'. Ha de hacerse fuerte, colige, frente a un PSOE en pleno 'declive político y social', presa de una 'derechización creciente'. La federación dibuja un perfil del Ejecutivo lleno de oscuros. El Gobierno, repasa Lara, crea 'más miseria' a los trabajadores al eliminar los 426 euros de ayuda y privatizar empresas públicas, ha presentado los Presupuestos 'más regresivos de toda la democracia', se ha mostrado 'comprensivo y cómplice con la violación de derechos humanos cometidos por Marruecos en el Sáhara', se ha pintado 'servil' ante EEUU, según los cables de Wikileaks, y se ha plegado frente al Vaticano. 

El coordinador sugiere de nuevo –porque la idea ya la expresó el pasado marzo–que el PSOE procura su derrota en las urnas: '[José Luis] Rodríguez Zapatero intenta desplazar la política de la centralidad de la crisis y de la agenda social hacia una mera disputa electoral con el PP. De esta forma, con la colaboración de los poderes fácticos y mediáticos de este país, se intenta asegurar una salida bipartidista, que respete las políticas neoliberales, y conducir a los sectores populares contrarios a los recortes'. 

Con respecto al PP,  Lara repite que está 'sacando ventaja' de los 'errores' del Gobierno, aun ocultando su programa y sin que acuse la factura del caso Gürtel

En la campaña IU opondrá su modelo al 'neoliberalismo' de PSOE y PP

Con estos mimbres, el líder anticipa cuál sería un 'buen eje de campaña' para las municipales y autonómicas de 2011 e incluso para las generales previstas en 2012: de un lado, el 'modelo neoliberal de salida de la crisis', que defienden PP y PSOE, y por otro, la alternativa que representa IU. Incluye asimismo una advertencia sobre las alianzas con los socialistas: 'Zapatero castiga a los gobiernos locales y autonómicos que preside el PSOE y, por tanto, no debemos encadenarnos a esas políticas aunque estemos en cogobierno. No somos corresponsables de la política del Gobierno, que cada palo aguante su vela', clamó.

El coordinador avisa de que la de 2011 debe ser una 'campaña total', ya que, por encima de todo, es una fuerza municipalista. En estos meses previos, deberá apoyar las movilizaciones de los sindicatos, hacer llegar sus propuestas a 'toda la ciudadanía', 'elaborar y acordar programas electorales con la más amplia participación', y tejer 'de forma capilar' una relación más intensa con CCOO y UGT. IU ha de 'motivar' a unos ciudadanos desmovilizados. 

El informe de Lara superó sin problemas el examen de la Presidencia Federal: recabó 31 votos a favor, ninguno en contra y sólo una abstención. Es decir, que el apoyo ascendió al 96,9% de los dirigentes. Sin embargo, el morbo de la mañana se situaba en la remodelación de la ejecutiva, finalmente apoyada por un 87,5% (28 síes y cuatro abstenciones). 

-Cayo Lara culmina un año después el rediseño de la dirección federal de IU.