Público
Público

Javier Madrazo se va y deja a IU al borde de la ruptura en Euskadi

El excoordinador y exconsejero vasco de Vivienda pide su baja de militancia en Ezker Batua tras el escándalo de la negociación con el PNV por el Gobierno de Álava

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Sobre las brasas aún calientes de la insurrección de la federación extremeña, otro fortísimo incendio se agravó ayer lunes en Izquierda Unida. Ahora, en Euskadi, en el seno de su marca, Ezker Batua. Tras dos años de crisis interna entre los partidarios del exconsejero Javier Madrazo y el ala que abandera el actual coordinador general, Mikel Arana, EB se asoma a la ruptura. Otra más, porque ya en diciembre de 2008 el sector de Oskar Matute se escindió y fundó Alternatiba , hoy integrada en la coalición abertzale Bildu.

Ayer se escribió un nuevo y decisivo capítulo en una batalla que se resolverá definitivamente en la asamblea de refundación del próximo noviembre: Madrazo, líder de EB de 1995 a 2009 y consejero vasco de Vivienda de 2001 a 2009, anunció en su blog que solicitaría su baja de militancia “en los próximos días”. Y se refirió a “los sucesos ocurridos en Álava” como el hecho que ha “profundizado aún más en la división interna”.

En efecto, las conversaciones por el Gobierno de Álava ha actuado de poderoso corrosivo en EB. El PP logró el mando del Ejecutivo gracias a que la federación, tras una consulta a la militancia y tras ver fracasadas las conversaciones con el PNV decidió apoyar a su candidata, Nerea Gálvez, y no respaldar al nacionalista Xabier Agirre. El pasado 7 de julio, en el pleno de investidura de Javier de Andrés (PP) como diputado general, el PNV reveló que había una mesa de negociaciones oculta (una mesa B), en la que EB les exigió “puestos y dinero” a cambio de apoyar la reválida del  Agirre como jefe del Ejecutivo.

Según denunció Agirre, la federación había reclamado al PNV recolocar a 43 de sus afiliados, mediar para que les concedieran un crédito de 600.000 euros –del que no se podían dar garantías–, y poder disponer de 300.000 euros de los Presupuestos forales de 2012 para repartir las subvenciones a placer.

Arana fuerza la expulsión de los presuntos implicados en las conversaciones

A partir de entonces, la guerra se recrudeció. El día 8, Arana acusó a Madrazo y a su escudero, Serafín Llamas –coordinador de la Presidencia de EB–, de haber participado de forma encubierta en las negociaciones con el PNV, exigiéndole “prebendas”, y les declaró “fuera” de la organización. Kontxi Bilbao, portavoz de la comisión negociadora de EB en Álava, reconoció que alguien en su formación había pedido puestos a los nacionalistas, pero cuando se enteró, la comisión oficial (la mesa A) apartó ese tema de las conversaciones, para centrarse en las peticiones programáticas. Madrazo, en su blog, afirmó ayer que no hay “ninguna razón” para imputarle “responsabilidades” en lo ocurrido. 'Lamento que se escuden en este hecho para legitimar la ruptura de Ezker Batua-Berdeak', consignaba en su post titulado 'Despedida', escrito desde Huelva, donde se encuentra de vacaciones.

La dirección federal apoya a Arana y acusa al exlíder de querer 'tutelar' EB

Ayer, Arana convocó para mañana miércoles al Consejo Político de EB para llevar a cabo una investigación y expulsar a Llamas y a otros presuntos implicados en la mesa B con el PNV. También se pedirá a las dos junteras de EB que entreguen su acta. La intención del coordinador es dar un golpe de efecto y apartar a los responsables de montar “un auténtico buró en la sombra”. “Se movían por las alcantarillas y de allí no tenían que haber salido nunca”, subrayaron fuentes cercanas a Arana. Los madracistas tacharon la convocatoria de ilegal porque “ni siquiera todos los miembros del Consejo han recibido la notificación”.

Las discusiones por la misma convocatoria de los órganos de mando no son nuevas. De hecho, ya en junio de 2010 la dirección se partió en dos y ha funcionado desde entonces una bicefalia de facto entre Arana y Llamas, que les llevó incluso a episodios como presentar diferentes candidatos para el mismo puesto, o incluso agredirse entre militantes.

La dirección federal de IU, a través de su secretario de Organización, Miguel Reneses, ofreció un “respaldo total” a Arana, culpó a los madracistas de “subastar la política” y reprochó al excoordinador de querer “tutelar” EB tras su marcha, en 2009. El entorno de Cayo Lara, no obstante, juzga que el abandono de Madrazo no será creíble si no se va su “brazo ejecutor”, Llamas, miembro también de la ejecutiva federal y responsable de IU Abierta –la corriente de Gaspar Llamazares–. El pasado sábado, el coordinador de la Presidencia ya puso la semana pasada su cargo a disposición de EB

Madrid cree ya “inevitable” la ruptura en EB, porque 'es muy difícil recomponer lo que ya ha alcanzado un alto grado de deterioro'. “Nadie se alegra, porque toda división interna te debilita ante la opinión pública, pero ayuda a clarificar el espacio interno. Toda herida infectada hay que sajarla, y más cuando, como en este caso, se cruzan intereses bastardos. El final del madracismo en Euskadi es una buena noticia”, analizaba un dirigente. Los gasparistas pidieron no desencadenar una “caza de brujas interna” y no optar por la expulsión, sino por el diálogo 'político'.

La asamblea general de EB, prevista para el 12 de noviembre, corre el riesgo de no celebrarse, porque la Comisión de Garantías de la formación la declaró 'nula'. Arana quiere un cónclave de refundación que rubrique el giro estratégico acordado por EB a partir de la derrota electoral en las autonómicas de 2009


1 de marzo de 2009 // Batacazo de Ezker Batua en las autonómicas. Cae del 5,37% al 3,51% y baja de tres a un diputado. Javier Madrazo dimite como coordinador general y da paso a Mikel Arana. Los roces entre las dos familias van creciendo, sobre todo a partir de febrero de 2010, cuando la Convención Política de EB descartó pactos globales con otros partidos y, aunque valoró la gestión de Madrazo al frente del Departamento de Vivienda, reconoció que en su etapa de Gobierno, la formación se 'supeditó' a políticas 'ajenas'. 

21 de mayo de 2010 // El sector madracista logra que el Consejo Político sustituya a las nueve personas del ala de Arana que habían cambiado de bando, que habían dejado de apoyar la política del excoordinador.

31 de mayo de 2010 // Madrazo dimite como presidente de EB. Al día siguiente, Arana destituye a Serafín Llamas como coordinador de la Presidencia y de Finanzas y a Sergio Fernández como secretario de Organización. El 3 de junio, se celebran dos Consejos Políticos. Uno, de los madracistas; otro, de los partidarios de Arana. El conflicto se lleva a los tribunales. Tras fracasar los intentos de acuerdo, los dos sectores se sumergen en un pacto de silencio hasta que no resuelvan los jueces. 

22 de mayo de 2011 // Nuevo descalabro. EB cae de 98 a 13 concejales –entre ellos, pierde los dos ediles de Bilbao, los 3 de San Sebastián (ciudades en las que gobernaba con el PNV y el PSE, respectivamente) y los 2 de Vitoria– y de 12 a 2 junteros –tenía en 2007 cuatro parlamentarios en Vizcaya, seis en Guipúzcoa y dos en Álava, los únicos que retuvo–. 

5 de julio de 2011 // La Comisión Permanente de EB de Álava, fracasadas las negociaciones con el PNV, decide trasladar a la militancia qué hacer con el Gobierno foral: permitir la reelección del diputado general, Xabier Agirre (PNV) o votar a su propia juntera, Nerea Gálvez, lo que concedería el Ejecutivo a Javier de Andrés (PP), apoyado por el PSE. El referéndum se celebra al día siguiente. El 84% de los afiliados apoyan la segunda opción

7 de julio de 2011 // Agirre denuncia en el pleno de investidura que EB ha pedido 'puestos' –colocar a 39 afiliados en diversas fundaciones– y 'dinero' a cambio de su apoyo. La crisis interna estalla con virulencia.