Público
Público

Joan Josep Nuet: "Tiene que haber acuerdo en qué hacemos, no en qué somos"

El candidato de la 'Nacional II' advierte: "Nos mataría, nos empobrecería, una ideologización de IU"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Como gestor del aparato, fue de los primeros en deslindarse de la línea de Llamazares a finales de 2007. Palpaba fallos. Y los expresó públicamente tras el 9-M. Desde entonces, el senador Joan Josep Nuet (Tarragona, 1964) ha agrandado su papel de apagafuegos, de ducho crupier que reparte juego. Ahora tiene en sus manos la baza de su vida.

Vencer las fisuras internas en plena asamblea será difícil.

Esa etapa ha acabado. Lo viejo irá muriendo; lo nuevo, naciendo. Emergerán cambios de política y de personas, se instalará una dinámica de confianza. Y si hay confianza, todo es posible. En los últimos cuatro años, hemos colaborado con el Gobierno y hemos sacado conclusiones. Cosas bien y cosas mal, como tomar decisiones sin contar con la base social y electoral. Medidas acertadas se tornan erróneas porque el método y la falta de primor democrático interno las condena. Frente al PSOE, hay que ser muy laicos: si favorece a la izquierda y a los trabajadores, apoyamos. Si no, nos alejamos. Ni pro ni contra. Seamos fieles a nosotros mismos.

¿Como forjar la confianza? ¿No estallará a la mínima?

Sí, si fuésemos a un acuerdo del 55%, excluyente. No pasará. Cohesionaremos IU con el gobierno de todos. Igual iremos más lentos, pero más seguros.

Pero en IU hay dos almas.

Hay más, pero no son contradictorias. No tenemos una identidad ideológica, sino un programa político y una movilización. Tiene que haber acuerdo en qué hacemos y cómo lo hacemos, no en qué somos. Que cada uno sea lo que quiera: comunista, socialdemócrata, ecosocialista... No somos nada de eso. Somos IU.

¿Fríos de corazón, sin alma?

Lo contrario. Mucha gente vendrá si aclaramos que estamos para ser usados, para ser un elemento de lucha, no para los debates del siglo XIX. Una ideologización de IU nos mata, nos empobrece. El debate siempre era si ganaba un partido u otro. Rompamos esa dinámica infernal. Midámonos por la acción y sus resultados.

¿Qué se hizo mal?

Influye la losa del sistema electoral. También el debate de la izquierda mundial, cómo resituarnos. Debemos conocer la España de hoy, abrir IU a la gente. A veces, parecíamos un muro entre la política y los ciudadanos. Y no supimos gestionar la pluralidad, hacer de ella una virtud, no un problema.

¿Qué le atrae de ser líder?

No quiero ser coordinador, pero no contemplaré atónito el colapso, porque significaría el hundimiento. Si nos paramos, no arrancaremos más. Estamos de paracaídas.

Les llaman “ventajistas” por querer explotar su 20%.

Si no hubiésemos sido nosotros, lo habrían hecho otros. No somos más listos, simplemente nos guiamos por el sentido común. El tiempo nos ha dado la razón.

¿Han dado demasiado peso al PCE? ¿Lo han calculado?

El PCE tiene un papel y un espacio clave. No entenderlo es no saber nada. Hubo una oposición salvaje estos años quizá porque hubo un gobierno salvaje de IU. Si damos al PCE la opción de expresarse, quizá veamos otro partido. Existe. Hay un PCE que colabora leal y fraternalmente con IU, seguro.

Si no hay acuerdo y tienen que elegir, ¿qué harán?

Ni con PCE ni con gasparistas. No cooperaremos jamás en una fractura de IU.