Público
Público

El juez Castro, en el auto: "la justicia es igual para todos"

El magistrado parafrasea al rey, sin citarlo, al emplear la misma frase que pronunció el monarca cuando se refirió al caso Urdangarin en su mensaje de Navidad de 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, que instruye el caso Nóos, José Castro, asegura en el auto, que ha decidido imputar a la Infanta Cristina antes de finalizar la instrucción de esta pieza, dado que, en caso contrario, se hubiese dejado que 'se perpetúe la incógnita' de su supuesta implicación en esta causa, lo que, en su opinión, sería un 'cierre en falso en descrédito de la máxima de que la Justicia es igual para todos y una clara contradicción a la práctica cotidiana de los juzgados y tribunales que en casos similares es muy escasamente probable que prescindieran del trámite'. De ese modo, el juez de Palma parafrasea al rey, sin citarlo, al emplear la misma frase que pronunció el monarca cuando se refirió al caso Urdangarin en su mensaje de Navidad de 2011.

En el auto judicial en el que cita a declarar a la Infanta Cristina en calidad de imputada para el próximo 27 de abril a las 10.00 horas, Castro afirma que a partir de la declaración de Diego Torres, exsocio del Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, en el Instituto Nóos, y de los numerosos correos electrónicos que aportó en su curso, así como después de escuchar la versión dada por el secretario de la Infantas, Carlos García Revenga, 'surgen una serie de indicios que hacen dudar' que la Infanta Cristina 'desconociera la aplicación que su esposo diera a su mención como vocal de la Junta Directiva de la Asociación Instituto Nóos y en la mercantil Aizoon S.L.'.

Por ello, ante los 'indicios' existentes, el juez considera 'inevitable' que la hija del Rey preste declaración, al objeto de despejar 'cualquier duda', dado que 'hallándonos en la recta final de la instrucción, no parece procedente que ésta se ultime gravitando la más mínima sombra de sospecha sobre la intervención que haya podido tener y si fuere otra la valoración que su versión arrojara, se depuren las responsabilidades que procedan'.

No obstante, Castro aclara que 'quede bien claro' que su imputación 'no prejuzga en absoluto actuaciones procesales ulteriores', de tal manera que señala que queda 'absolutamente incólume todo el abanico de opciones procesales legalmente previsto, desde la de su anticipado sobreseimiento, hasta la de abrir el cauce para posibilitar al Ministerio Fiscal, acusación particular y popular que formulen sus reproches penales y a los actores civiles sus pretensiones civiles'. 'Si los aludidos indicios abocaran a uno u otro resultado es algo que no cabe aventurar en este momento, pero sí que tienen virtualidad suficiente para que, al igual que se ha hecho con los restantes componentes de la Junta Directiva del Instituto Nóos sea convocada Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia, al objeto de hacer posible que, en calidad de imputada, precisamente en garantía de sus derechos, facilite las explicaciones que tenga por conveniente', recalca.

Así, Castro anuncia que la declaración de la Infanta versará sobre su intervención en el Instituto Nóos y en la entidad mercantil Aizoon S.L., así como el 'manejo y destino de los fondos derivados de las mismas y las cuestiones que razonablemente se desprendan'.

El juez Castro, asevera en el auto que no se acaba de entender que S.M. El Rey no comentara con su hija las críticas o recomendaciones que había hecho llegar o proyectaba hacer a su marido' para instarle a desvincularse del Instituto Nóos. 'E incluso que consensuara con ella su alcance y el compromiso, expreso o tácito, de que de alguna manera velara por su cumplimiento lo que le debería haber llevado a Doña Cristina a la conclusión de que las recomendaciones de su padre no se estaban siguiendo y cuestionar al respecto la actitud de su marido', expone el juez en la resolución judicial, en la que cita a declarar a la Infanta para el próximo 27 de abril.

Según abunda el magistrado en un auto de 18 páginas, 'se hace alusión a S.M. El Rey pues mal puede en buena lógica admitirse que [el asesor jurídico de la Casa Real] Don José Manuel Romero actuara a sus espaldas cuando ordena, recomienda o aconseja a su yerno que se abstenga de determinados comportamientos', en relación a los negocios a los que se dedicaba el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, pese a ser miembro de la Familia Real. No obstante, asevera que 'por encima de tales razones hay una de superior peso y es la de por qué razón iba el señor Romero a asumir una carga y responsabilidad que no le correspondían respecto de personas tan estrechamente vinculadas a S.M. El Rey, como eran su hija y yerno, sin contar con su anuencia'.

Sobre la base de lo anterior, afirma el instructor, existen versiones 'matizadamente distintas' sobre cuál fue el contenido exacto de la recomendación que supuestamente transmitió el monarca a Urdangarin a través de Romero, pero 'sea cual fuere, es lo cierto que todas tienen en común un reproche hacia las actividades de aquél' en relación con Nóos y una 'insinuación' de apartamiento de los órganos de gobierno de la misma o de cualquier otra entidad.

Así pues, el magistrado apunta que tampoco 'es fácil asimilar' que el secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, también imputado en esta causa, 'afirmara desconocer el mensaje' que presuntamente transmitió el Rey ya que 'tal desconocimiento sólo podría encontrar sustento en una absoluta falta de comunicación', estructurada sobre 'una incomprensible falta de curiosidad en conocer por qué en un momento determinado se le pide su dimisión y la de la Infanta, a la que asesora'

'Sobre esta argumentación y acorde con su función de secretario de S.A.R. La Infanta', en referencia a García Revenga, 'obligado estaba a comentar con ésta las razones más plausibles de la decisión real y su alcance de presente y de cara al futuro', señala.