Público
Público

El juez deja libre al acusado de financiar a Al Qaeda

Pedraz no aprecia indicios suficientes de responsabilidad criminal contra Debhi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz considera que no hay indicios suficientes para acreditar la responsabilidad criminal del ciudadano estadounidense de origen argelino Mohamed Omar Dehbi, detenido el martes pasado en Barcelona. Por eso, le dejó ayer en libertad, pese a estar acusado de varios delitos, entre ellos, el de financiar a un huido buscado por colaboración con Al Qaeda.

El fiscal Marcelo Azcárraga había solicitado el ingreso en prisión de Debhi, por los delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, falsedad documental, estafa y financiación del terrorismo.

El juez señala que no consta si las empresas utilizadas por el imputado tributaban en los países donde están ubicadas o si el fraude fiscal supera los 120.000 euros, que es la cuota a partir de la que es punible penalmente. El auto destaca que los bancos no han informado de movimientos sospechosos y que la información facilitada por una de las entidades, La Caixa, no permite establecer conclusiones.

En cualquier caso, respecto del principal delito del que se acusa a Debhi, el de colaborar con Al Qaeda, el auto afirma que de las conversaciones que se le han intervenido no se deduce 'claramente que el dinero que haya podido enviar' al huido Taufik Mizi 'sea efectivamente para financiar el terrorismo'.

Mohamed Omar Debhi aseguró ante el juez que es amigo de Mizi desde hace 25 años y que le facilitó 1.600 euros para ropa, tras saber que estaba en busca y captura, circunstancia que, no obstante, le llevó a romper la relación comercial que mantenía con él.

El juez tiene en cuenta el arraigo que Debhi tiene en España y declara que 'existen meramente indicios de su participación en los delitos, más no motivos bastantes para acreditar su responsabilidad criminal', por lo que le deja en libertad provisional con comparecencias diarias y la obligación de acudir siempre que sea llamado.