Público
Público

El juez manda a prisión al padre de los niños desaparecidos en Córdoba

Se enfrenta a una condena por un delito de detención ilegal cualificada por desaparición de menores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Bretón Gómez, de 38 años, el padre de los dos hermanos desaparecidos en Córdoba el sábado 8 de octubre, ha ingresado en la Prisión Provincial de Córdoba en torno a las 15.30 de esta tarde. El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Córdoba, José Luis Rodríguez Laín, decretó su ingreso en prisión de forma incondicional, comunicada y sin fianza. Laín le acusa de los delitos de detención ilegal cualificada por desaparición de menores y otro de simulación de delito, según confirmaron fuentes judiciales.

 El juez no se ha creído el testimonio de Bretón, padre de Ruth y José, de seis y dos años. El magistrado entiende inverosímil y lleno de contradicciones el testimonio del padre después de haberle escuchado sobre el terreno y en el lugar en el que Bretón dijo que perdió a los niños. Durante más de 45 minutos, el juez, asistido por su secretaria, y en presencia de la fiscal, el abogado defensor y el propio detenido, ha presenciado visualmente cómo Bretón argumentaba en el parque Cruz Conde de Córdoba cómo perdió a sus hijos. Rodeado por un cordón policial, y en presencia de medio centenar de periodistas y docenas de vecinos curiosos que no paraban de gritar, el juez ha recorrido con Bretón los lugares donde ha afirmado que aparcó su coche, donde ha dicho que jugó con sus hijos y donde ha asegurado que los perdió.

De forma paralela, la Policía sigue buscando a los menores. Los trabajos policiales se han centrado esta mañana en una gravera próxima a la finca donde los agentes han centrado sus pesquisas. Esta gravera, localizada a unos 500 metros de la finca de Las Quemadas Altas y también en las afueras de Córdoba, ha sido inspeccionada por agentes de la Unidad Canina de la Policía, pero sin éxito. Los agentes están yendo también a canteras del término municipal de Córdoba, pero tampoco están encontrando nada.

Mientras tanto, el abogado del detenido, José María Sánchez de Puerta, ha asegurado que va a recurrir el auto judicial que ordena la prisión de su defendido. Sánchez de Puerta, que se ha quejado de que tras el decreto del secreto de sumario no ha podido consultar las diligencias policiales para poder armar una defensa, sostiene que recurrirá la prisión por falta de pruebas y que, además, solicitará una informe médico sobre el estado mental de José Bretón, que sin embargo no tiene ningún diagnóstico psiquiátrico previo.

José María Sánchez de Puerta ha insistido en que su defendido siempre ha mantenido la misma versión de los hechos. Breton ha declarado ante la Policía que el sábado 8 de octubre recogió a sus hijos de casa de sus padres, sobre las 14.00. Los niños no habían comido, por lo que Breton encargó unas pizzas. Según el testimonio, el acusado había quedado para comer con unos amigos también con niños pequeños. Pero la cita se suspendió y Breton decidió entonces ir a la parcela de Las Quemadas Altas donde la Policía ha buscado durante dos semanas algún rastro de los dos hermanos. El hombre asegura que paso allí gran parte de la tarde del sábado. Mientras sus hijos jugaban en la parcela, él prendió una hoguera con recuerdos de la madre de los pequeños, de la que se está separando.

Bretón llamó desde la finca a su hermana para quedar en el parque Cruz Conde. La llamada está confirmada por la Policía. Según su declaración, Bretón llegó a parque Cruz Conde, se sentó en un banco y perdió de vista a sus hijos. A los pocos minutos llegó su hermana y su cuñado, que rápidamente se pusieron a buscar a los pequeños. Eran ya las 18.30 aproximadamente.