Público
Público

El juez nombra "imputada protegida" a la secretaria del líder mafioso ruso de Lloret

Contará con protección policial las 24 horas del día. Se le ha retirado el pasaporte y se le prohíbe abandonar el país. Los demás detenidos en la operación declararán en la Audiencia Nacional el lu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha dejado en libertad, pero todavía imputada, a Jessica O., la secretaria del presunto cabecilla de la red de blanqueo de la mafia rusa, Andrei Petrov, desarticulada ayer en Lloret de Mar (Girona) en la denominada operación Clotilde,  según fuentes de este tribunal. El fiscal había solicitado su libertad por dos razones: ha colaborado con la justicia y es lactante, pues tiene un bebe de un mes.

El juez ha acordado su protección policial las 24 horas del día, lo que supone que tiene la condición de 'imputado protegido'. Igualmente, ha acordado, como medidas cautelares, la retirada de pasaporte y la prohibición de abandonar el país. El magistrado no ha acordado comparecencias porque va a estar todo el día con policías para su protección.

El resto de los cuatro detenidos  comparecerán el lunes ante el juez, tras su arresto el viernes por su presunta implicación en esta trama de blanqueo de capitales procedentes de la mafia rusa, que supuestamente actuaba por toda Catalunya. Dicho municipio de la Costa Brava cuenta con una importante presencia de ciudadanos procedentes de Rusia, un país que es un cliente destacado en el negocio turístico base de la economía local.

Entre los detenidos en la operación, dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 y la Fiscalía Anticorrupción, se encuentra también Semion Mogilevich, uno de los diez criminales más buscados por el FBI de Estados Unidos. Se les relaciona con el blanqueo de casi 56 millones de euros en los últimos años.

Los cuatro presuntos miembros de la mafia rusa están acusados de blanquear en dos años 50 millones de euros invirtiendo en negocios de todo tipo como restaurantes, locales comerciales, gasolineras e inmobiliarias. Durante la operación, en la que se intervino además al presunto líder un fusil kalashnikov en su domicilio, agentes de la Guardia Civil se personaron en la sede del ayuntamiento de Lloret de Mar y solicitaron documentación sobre diversas personas e información de las empresas que, presuntamente, servían para blanquear el dinero.

Este grupo afincado en España estaba dotado de una clara estructura jerárquica cuyo líder estaba en Rusia, según fuentes de la investigación. Para el blanqueo de capitales, esta red hacía pasar el dinero por terceros países y posteriormente se invertía en España en negocios de tipo financiero e inmobiliario, principalmente, aunque también se dedicaban a otras actividades entre las que se incluye la esponsorización de entidades deportivas de la zona.

Andrei Petrov había creado una serie de empresas que, contando con la colaboración y asesoramiento de numerosas personas, se habían infiltrado en el tejido económico y social de la zona, realizando numerosas operaciones, explica la Guardia Civil. Entre los terceros países a los que recurría el grupo, algunos de ellos paraísos fiscales, se encuentran las Islas Seychelles, Chipre, Andorra, República Eslovaca e Islas Vírgenes Británicas. En todos estos destinos la trama contaba también con sociedades y colaboradores estratégicamente ubicados.