Público
Público

La Junta no quita "ni un gramo de gravedad" al asunto de la coca

La portavoz del Gobierno andaluz pide que se actúe "con contundencia" contra el exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Mar Moreno, ha pedido este martes a la Justicia que actúe 'con contundencia' con el exdirector general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero, imputado en el caso de las irregularidades detectadas en expedientes de regulación de empleo (ERE) tramitados por la Junta, y ha reclamado que 'no se mezcle' a los miembros del Ejecutivo autonómico, incluido su presidente, José Antonio Griñán, con 'personas deshonestas'.

'Al presidente Griñán, a mí y a todos los miembros del Gobierno nos repele este asunto y que se nos quiera mezclar con personas deshonestas', ha señalado la consejera, que ha resaltado que 'a diferencia de otros gobiernos que hoy tienen incluso a sus presidentes sentados en el banquillo, nosotros --la Junta-- no tapamos, no justificamos, no defendemos a nadie que pueda ser culpable, sino que lo que estamos haciendo es denunciar, colaborar con la Justicia, llevar cada papel, investigar hasta el fondo, porque queremos que caiga todo el peso de la Ley sobre quien se haya aprovechado de un solo euro de los andaluces'.

En este sentido, Moreno ha querido dejar claro que desde la Junta 'no estamos quitando ni un gramo de gravedad a este asunto y estamos combatiendo a muerte en los tribunales como corresponde a un gobierno honesto', aunque sí ha criticado que 'el PP desvía una y otra vez la atención, incluso procesalmente como hemos tenido oportunidad de demostrar hasta la saciedad, sobre lo que nos parece el objetivo fundamental, que es sentar en el banquillo a quien se haya aprovechado y utilizado recursos públicos para cualquier finalidad que no fuera la prevista por la ley'.

En su opinión, 'cuando PP insiste en pedir una y otra vez responsabilidad de Griñán en este asunto sólo está desviando la atención' por medio de 'trampas procesales', ya que ha señalado que las ayudas a que se refiere la declaración del exchófer de Guerrero 'se conceden en el año 2004, cuando Griñán era diputado en el Congreso y ni siquiera formaba parte del Gobierno andaluz'.