Público
Público

En libertad la ex novia del presunto asesino de Pagaza

Tras pagar una fianza de 30.000 euros. La supuesta etarra Aitziber Ezkerra habría ayudado a Agirresarobe a asesinar al jefe de Policía de Andoain en 2003

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presunta etarra Aitziber Ezkerra, quien supuestamente ayudó a su ex pareja Gurutz Agirresarobe en el asesinato del jefe de la Policía Municipal de Andoain (Guipúzcoa) Joseba Pagazaurtundua en 2003, ha salido en libertad tras pagar la fianza de 30.000 euros impuesta por la Audiencia Nacional.

En concreto, y según han informadofuentes penitenciarias, Ezkerra, detenida el martes al igual que Agirresarobe, salió a las 20:30 horas de ayer de la cárcel madrileña de Soto del Real, a donde fue trasladada después de que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska decretara el viernes por la noche su ingreso en prisión eludible bajo fianza de 30.000 euros.

El juez le imputó un delito de integración en banda armada y asesinato terrorista por cooperación necesaria y le obligó a comparecer quincenalmente en el juzgado una vez depositada la fianza acordada para salir de prisión.

Grande-Marlaska sostiene que Ezkerra, detenida el martes, trasladó a su ex novio al bar Daytona donde fue asesinado Pagazaurtundua y después le ayudó a huir de Andoain, pues colaboraba con ETA 'realizando distintas funciones, entre ellas la de trasladar a distintos miembros de la banda'.

Ezkerra habría ayudado a Agirresarobe a huir de Andoain 

El mismo año del asesinato de Pagazaurtundua, Ezquerra fue imputada por colaboración terrorista, ya que su nombre aparecía en la documentación intervenida un año antes al ex jefe militar de ETA Ibon Fernández Iradi, 'Susper'.

Además, en el auto de prisión, el juez explica que a su ex pareja se le han incautado unos 6.000 euros 'con origen en la recaudación de un día de la txozna de apoyo a los presos colocada en las últimas fiestas de Hernani (Guipúzcoa)', la mitad de cuya suma se la hizo llegar Ezquerra al recogerla ésta personalmente.

El que seguirá entre rejas será Gurutz Agirresarobe, acusado del asesinato Pagazaurtundua después de constatar que el ADN hallado en lugar del crimen coincide con el del presunto terrorista. El juez le imputó los delitos de integración terrorista, asesinato terrorista y tenencia ilícita de armas.