Público
Público

Un madrileño de 27 años muere al ser corneado en el cuarto encierro de los Sanfermines

Un toro de Jandilla que se regazó de la manada corneó a otros tres mozos. Empitonó al fallecido en el cuello en el tramo de Telefónica. Se trata de Daniel Jimeno Romero, de 27 años y natural de Alcalá de Henare

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Daniel Jimeno Romero, de 27 años y natural de Alcalá de Henares, se convirtió este viernes por la mañana en el decimoquinto corredor que muere en un encierro de San Fermín en 85 años. Un toro de Jandilla, de nombre 'Capuchino', le empitonó el cuello. Romero falleció en el Hospital de Navarra tras ser intervenido quirúrgicamente 45 minutos después de la fatal cornada.

Jimeno fue corneado en el tramo de Telefónica y trasladado al centro sanitario por los servicios de urgencia, que ya desde el primer momento calificaron su estado como 'muy grave'. El toro corneó al joven en el cuello cuando este estaba en el suelo e intentaba salir del recorrido pasando por debajo de la valla. 

El herido pasó directamente al quirófano para ser intervenido quirúrgicamente de sus lesiones. Al término de la operación, se informó de que su estado era 'crítico' y pocos minutos después se anunció su fallecimiento.

Según los servicios médicos, el mozo sufrió una herida por asta a nivel supraclavicular izquierda con trayecto descendente, afectando al pulmón izquierdo, aorta, y cava. 'En el quirófano se le ha hecho una exploración quirúrgica y se ha visto que las heridas eran incompatibles con la vída', añadió el médico. En ese sentido, la cirujana torácica Esther Vila, que operó al joven, manifestó que tenía 'arrancada la vena cava' y 'no se ha podido hacer nada por salvar su vida'.

Daniel Jimeno falleció en el Hospital de Navarra a las 8:45 horas, según informó a los medios de comunicación Javier Sesma, jefe de Urgencias del centro hospitalario. Nada más enterarse de la noticia, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, se trasladó al Hospital de Navarra para interesarse por lo sucedido.

La identidad del fallecido no se conoció hasta casi cuatro horas después. Corría sin documentación y en el momento de la cornada no iba acompañado por nadie. No obstante, poco más de dos horas después, a las 11:20, dos mujeres y un hombre llegaron al Hospital de Navarra identificándose como la madre y la novia del fallecido. Una de las mujeres entró en el centro hospitalario visiblemente afectada y gritando '¡Es mi hijo!', manifestando ser la madre del joven. La otra mujer manifestó ser la novia e hizo referencia al anillo que se le fue hallado a la víctima con la inscripción 'Cris, 25 de noviembre de 2003'.

El equipo de forenses y policías que estaba trabajando en la identificación del joven fallecido ya tenía todas las cartas para identificar al joven. Fueron los padres quienes identificaron al fallecido: su nombre era Daniel Jimeno Romero, tenía 27 años y era natural de Alcalá de Henares (Madrid). Se desconoce si era corredor habitual de los encierros o si era su primera participación en la carrera.

Antes de la llegada de las dos mujeres, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, explicó que el mozo fallecido podría ser español, tras diversas deducciones realizadas a raíz de un anillo hallado al corredor. En ese anillo consta la inscripción 'Cris, 25 de noviembre de 2003'. Además, Barcina precisó que el fallecido llevaba un tatuaje de un indio en el brazo derecho.

El fallecido fue corneado por un toro que quedó rezagado y se volvió hacia los corredores en la primera parte del recorrido, de apenas 800 metros. El animal corneó al hombre, tirado en el suelo, mientras otros corredores intentaban distraer al astado tirándole de la cola y golpeándole con palos.

'Ha sido un toro que venía muy receloso (..) Ha embestido contra el amasijo de personas que estaban ahí, de forma inadecuada', dijo un veterano corredor navarro, Roberto Sáenz, a RNE.

Según datos de Cruz Roja, otras 18 personas fueron trasladados a hospitales de Pamplona, siendo tres de ellos heridos por asta de toro de los astados de de Jandilla, considerada de las ganaderías más peligrosas en los encierros pamplonicas.

El encierro de esta mañana fue el más peligroso y accidentado de los Sanfermines de 2009, con un parte médico que deja un fallecido por una cornada en el cuello, tres heridos más por asta de toro y otros 14 trasladados a centros hospitalarios por traumatismos.

En estos momentos, un varón de 61 años se encuentra en la UCI con una contusión pulmonar con neumotórax. Este corredor había sido trasladado al Hospital de Navarra tras resultar herido en el tramo de Mercaderes, según el último parte médico facilitado por los servicios sanitarios.

Otro de los heridos más graves del encierro es un mozo argentino de 24 años, que sufrió una herida por asta de toro en el hemitórax izquierdo. Su pronóstico es reservado, pero no tiene riesgo vital.

Los toros de la ganadería de Jandilla (Badajoz) se han caracterizado en los últimos años por haber protagonizado durante las fiestas de San Fermín encierros muy peligrosos y con numerosos mozos empitonados.

La carrera de hoy no fue una excepción y se saldó con un corredor fallecido y tres más con heridas de asta. Desde el año 2003 y hasta hoy, los toros de Jandilla han dejado 21 corredores empitonados.

En el año 2003, estos toros dejaron tres corneados a su paso por las calles de Pamplona. En el año 2004, la cifra de heridos por asta aumentó hasta ocho y, además, uno de los astados empitonó hasta en cinco ocasiones a uno de los corredores más experimentados del encierro, el guipuzcoano Julen Madina.

Al año siguiente, 2005, el paso de los 'jandilla' por Pamplona volvió a ser muy peligroso, como evidenció el posterior parte médico, con cinco corneados. En 2006, los toros de la ganadería extremeña no participaron en los Sanfermines.

En 2007, Jandilla volvió a los encierros de Pamplona para dejar un herido por asta. La del año pasado fue la carrera más limpia de la protagonizada en estas últimas ediciones de los Sanfermines, al dejar tan solo un herido por traumatismo.