Público
Público

Maragall reclama un PSC autónomo en el Congreso

El conseller apuesta por un giro catalanista del partido en plena crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con la de ayer, Ernest Maragall ha repetido las mismas tesis hasta en tres ocasiones. Pero en este caso, con el PSC sumido en una profunda crisis propiciada por su derrumbe electoral y el sincopado adiós de José Montilla, sus palabras tienen más fuerza.

El aún conseller de Educació hizo público un documento que remitió el pasado agosto a la dirección de su partido en el que vuelve a pedir un giro catalanista a la formación con la creación de un grupo propio en el Congreso.

El documento califica de 'casi ofensivo' el argumento de que el PSC puede influir 'en mejores condiciones' dentro del grupo parlamentario del PSOE, aunque reivindica pertenecer 'en pie de igualdad a un proyecto socialista de ámbito español' y aclara que el grupo del PSC sí apoyaría al PSOE 'al servicio de un programa de gobierno' o de las leyes presupuestarias.

Maragall pide asimismo un proceso de 'regeneración democrática' y que el PSC se vuelque en un proyecto federalista para lograr el encaje de una Catalunya 'nación-Estado' en una España federal.

El hermano del ex president de la Generalitat trata así de incluir una agenda más catalanista en el proceso de refundación iniciado en la calle Nicaragua, sede del partido, tras el descalabro electoral que ha reducido sus diputados de 37 a 28 para obtener el peor resultado de su historia. Las primeras decisiones en este sentido fueron la convocatoria de un congreso el próximo otoño en que Montilla no optaría a alargar su liderazgo y la elección de Joaquim Nadal para presidir el grupo parlamentario del PSC.

Sin embargo, la formación no ha dado ningún paso decidido hacia la recatalanización de su discurso. 'Hemos logrado el Estatut y la mejor financiación de la historia de Catalunya', reitera Miquel Iceta, portavoz del partido y responsable de gestionar esta crisis para rechazar la necesidad de dar bandazos.

La petición de que el PSC tenga un grupo propio se ha reiterado en los últimos años por parte de los sectores más catalanistas del partido, entre los que se cuenta Antoni Castells, que renunció a ir en las listas. Al conseller de Economia se une su homóloga en Justícia, Montserrat Tura, que de forma más discreta también queda enmarcada en este grupo, al igual que la titular de Salut, Marina Geli.

Ni antes de las elecciones a pesar de los malos pronósticos existentes para el PSC ni tras confirmarse la debacle, estos integrantes del ala más catalanista del PSC han llevado a cabo una estrategia común para expresar sus opiniones.