Público
Público

Maratoniano interrogatorio al ex alcalde del PP de Totana por corrupción

El juez reactiva el caso tras dos meses de bloqueo por la huelga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Juan Morales, ex alcalde de Totana y diputado autonómico por las listas del PP de Murcia, continuaba anoche, tras casi doce horas,  declarando ante un magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia murciano, Julián Pérez Templado; el fiscal superior, Manuel López Bernal; el fiscal del caso, José Luis Díaz Manzanera y agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil llegados desde Madrid. Las actuaciones se reactivan así tras dos meses de bloqueo por la huelga de Justicia.

Morales, que tras el estallido  del caso pasó al Grupo Mixto de la Asamblea Regional, fue citado por su presunta vinculación a la trama destapada por de la Operación Tótem contra la corrupción urbanística en Totana. En ese municipio, fue alcalde hasta las elecciones regionales del año pasado, cuando obtuvo un acta de diputado en las listas del PP, a las que accedió con el apoyo del presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel.

En la causa  se investigan presuntos delitos de cohecho, falsedad en documento público, falso testimonio, omisión del deber de perseguir delitos, tráfico de influencias, fraude, malversación de caudales públicos, prevaricación, infidelidad en la custodia de documentos, contra la intimidad y blanqueo de capitales.

El TSJ investiga la supuesta vinculación del diputado, cuando era alcalde del PP en el referido municipio, con el intento de cobro de comisiones de varios millones de euros en relación con un desarrollo urbanístico que, el empresario gallego Manuel Núñez Arias, del Grupo Nuaria, pretendía realizar en Totana. El plan parcial era de unos dos millones de metros cuadrados, en donde se pretendía construir más de cinco mil viviendas. Núñez Arias también fue detenido, junto a otras catorce personas, incluyendo al actual alcalde del municipio, el popular Martínez Andreo, en el marco de la citada operación a finales del pasado mes de noviembre.

Andreo ha estado dos meses en prisión, hasta que hace unas semanas quedó en libertad bajo fianza. El Grupo Nuaria, en el que sería el mayor complejo residencial del municipio murciano, pretendía construir además de las viviendas un campo de golf y dos hoteles con ‘spa’. Nuaria, asimismo, integra a empresas como empresas de promoción inmobiliaria en Madrid y otras dedicadas a la gestión de aparcamientos en Galicia.Igualmente aparecen imputados la ex esposa del diputado, que trabajaba en una asesoría que él mismo puso en marcha en el municipio, y la actual compañera sentimental, una mujer de nacionalidad brasileña que, en el momento de la operación policial, residía en Murcia de forma ilícita, según las fuerzas de seguridad. Precisamente se investiga, en las diligencias, el envío de diferentes cantidades económicas Brasil.

Juan Morales, vestía ayer de traje gris, como gris era su gesto cuando se introdujo en el ascensor junto a su abogado para subir a la quinta planta del Palacio de Justicia, donde está el despacho del magistrado Pérez Templado; aparentaba estar nervioso, por más que dijera a los periodistas que acudía tranquilo. Sólo había una nota de color en la escena, su corbata azul.

El magistrado fijó las dos y media de la tarde para hacer un receso con el fin  de tomar algo de comer. El acusado y su abogado, tomaron un refrigerio a poca distancia del magistrado y los fiscales. Todo fue frugal y rápido ya que, apenas una hora después, todos regresaban a la planta quinta del Tribunal Superior de Justicia.

Morales volvió a hacer unas breves declaraciones a los periodistas. Y esta vez, aunque aparentemente se encontraba más tranquilo que cuando llegó por la mañana, expresó que, desde que la Guardia Civil ejecutó la ‘Operación Totem’ él se sentía “juzgado, condenado y enterrado”.

Meses de investigación terminaron por hacer saltar el escándalo en Totana el pasado día 26 de noviembre con la Operación Totem, ejecutada por la Guardia Civil. Ahora, cinco meses después, fuentes de la investigación advierten a Público de que cuando se conozca el contenido del sumario se originará un escándalo político sin precedentes en la comunidad murciana.

La jueza encargada del caso mandó detener a catorce personas e imputó a otras cuatro. Entre los arrestados el actual alcalde del municipio quien finalmente ingresó en prisión, donde permaneció durante dos meses, hasta que hace unas semanas fue puesto en libertad bajo fianza de 70.000 euros. Fue detenido también el jefe de la Policía Local, en relación con un atestado sustraído de un juzgado. Igualmente fue arrestada la secretaria del Ayuntamiento y, como en el caso del policía, quedó en libertad bajo fianza.

Obras públicas en virtud de convenios falsos, irregularidades en la gestión de suelo industrial y en la tramitación de planes parciales, uno de ellos de más de cinco mil viviendas, son varios de los asuntos investigados. Las actuaciones del exalcalde de Totana y actual diputado autonómico por el Partido Popular, Juan Morales no fueron realizadas por la jueza ordinaria debido a que goza de protección por ser parlamentario, de ahí que ha actuado el Tribunal Superior de Murcia.