Público
Público

Más de la mitad de los directores de centros de salud de Madrid firman su carta de renuncia

139 equipos directivos de un total de 260 dimitirán en bloque después de la aprobación del plan que privatizará seis hospitales y 27 centros de atención primaria.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de la mitad de los equipos directivos de centros de salud de la Comunidad de Madrid han firmado su carta de dimisión después de que el jueves fuera aprobada la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas por la Asamblea de Madrid con los únicos votos del PP. Una ley que abre la puerta a la privatización de seis hospitales públicos y 27 centros de salud de la región.

Según ha confirmado Paulino Cubero, director del Centro de Salud General Ricardos y miembro del CAS (Coordinadora Anti-privatización de la Sanidad), 139 equipos de un total de 260 han firmado la carta de renuncia para mostrar su oposición al Plan de Sostenibilidad de la Sanidad. 'Mantenemos nuestro más absoluto rechazo al cambio de modelo en la gestión de los Centros de Salud que supondría su entrega a empresas privadas', aseguran los directores en un comunicado. Exactamente, renuncian a su cargo 120 directores, 118 responsables de enfermería y 98 responsables administrativos, un total de 375 responsables y, en la mayoría de los casos, la dimisión es del equipo directivo al completo.

Estas dimisiones elevarán al menos a 379 el número de vacantes en los equipos directivos, puesto que ya renunciaron y no han podido ser sustituidos por falta de candidatos 14 directores, 20 responsables de enfermería y nueve administrativos. 

Con las renuncias en masa pretenden que el Ejecutivo regional dé marcha atrás en la privatización de los servicios. De acuerdo con el comunicado, se entregarán en bloque a partir del 7 de enero para que se hagan efectivas si la Consejería de Sanidad llevara a cabo la presentación de los concursos de privatización de los Centros de Salud que sean designados.

A esto hay que añadir la dimisión de 3.000 responsables de las comisiones de los centros de salud que aseguran el funcionamiento del centro de manera altruista organizando tareas como docencia, calidad, farmacia, vacunas, atención al paciente crónico, al niño, a la mujer, al ancianos, entre muchos otros cometidos.

Según estos equipos directivos, la gestión privada de los centros supondrá el desmantelamiento de 'un equipo de trabajo sólido' de los que un 90% de la población está satisfecho, porque 'introduce criterios de mercado en un contexto de crisis' y porque 'ignora la opinión de los profesionales'.

Han renunciado a dimitir 38 equipos directivos y  aún no se han pronunciado  otros 78 que podrían engrosar la lista. 'Mantenemos todas las puertas abiertas al dialogo y al entendimiento ', aseguran los directores en su nota. Con las renuncias expresan 'un ejercicio de responsabilidad para evitar el colapso de la asistencia en el primer nivel', dicen, e instan a la Consejería a asumir el mismo papel responsable.

Estas dimisiones en masa de los equipos directivos de centros de atención primaria se anunciaron la semana pasada durante la asamblea en el Colegio de Médicos. Para que se hicieran efectivas las renuncias, debían sumar, al menos, 135.