Público
Público

Más ojos para controlar la ciudad

Madrid vigila desde hoy con videocámaras sus calles más conflictivas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Videovigilancia versus delincuencia. Esta premisa ha llevado al Ayuntamiento de Madrid a instalar 31 cámaras de vigilancia en el entorno de las calles Montera y Gran Vía y la plaza de Soledad Torres Acosta (conocida como plaza de la Luna), que esta noche empezarán a grabar imágenes. El Consistorio argumenta que servirán para erradicar actividades y comportamientos ilegales.

Las imágenes se guardarán durante un máximo de siete días y su gestión dependerá de la Unidad de Policía Municipal de la calle Montera. El Ayuntamiento asegura que se preservará siempre la intimidad de los viandantes, en aplicación de la normativa de protección de los derechos al honor y la propia imagen. Estas videocámaras se suman a las 26 puestas en marcha en diciembre de 2005 en la Plaza Mayor. Ahora, se ampliará el campo de visión de algunas de ellas.

Recuperar un espacio para los ciudadanos y dar respuesta a una 'reiterada reivindicación vecinal' son las excusas del Ayuntamiento para apretar el botón de ‘on' en las nuevas cámaras. Una parte del vecindario de la zona las solicitó como medida disuasoria de la prostitución y la delincuencia. Sin embargo, la portavoz de la Asamblea Ciudadana Barrio de Universidad, Isabel Rodríguez, duda de su efectividad 'si detrás de las cámaras no hay nadie controlando'. Así, ve necesario un aumento de policías y alerta de un posible traslado de la delincuencia a otros barrios.

Las prostitutas, atentas al uso

Las prostitutas creen ilegal su uso para disuadir a los clientes y la actividad porque 'no son delito'. La portavoz de la asociación Hetaira, Cristina Garaizabal, advirtió de que estarán 'muy alerta' a la utilización de esas imágenes, que denunciarán si se cuelgan en Internet o se usan para no renovar permisos de residencia.

El uso de cámaras para controlar la seguridad se extiende a otras ciudades españolas. Barcelona cuenta desde hace seis años con cámaras en zonas del centro y Sevilla prevé instalar estos aparatos en el centro si los pagan los comerciantes que los pidieron.

También tienen experiencia en la Comunidad Valencia, con cámaras, por ejemplo, en la localidad de Emperador para suplir la falta de agentes y en el cementerio de Dénia, entre otros. Málaga se ha apuntado a la moda de grabar lo que sucede en sus calles a través de 29 cámaras e Ibiza lo hará a partir de abril.