Público
Público

Miles de valencianos piden a la policía que suelte a los detenidos

Están acusados de supuestos delitos de atentado contra la autoridad y desobediencia en Les Corts, aunque su libertad es previsible, según sus abogados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la manifestación por el valenciano, varios miles de personas se han trasladado a la comisaría de la calle Zapadores, en el barrio de Ruzafa, para pedir la liberación de los cinco jóvenes detenidos.

Adoración, miembro de la comisión jurídica de la acampada de Valencia, destacó desde la puerta de la comisaría la actitud pacífica de los manifestantes.

'Están lanzando consignas contra la Policía, pero también consignas para que la policía reflexionen sobre lo que hacen', explicó esta abogada y profesora de la Universitat de València.

Su actitud ha motivado una nueva sentada en el Congreso esta madrugada, en solidaridad con los indignados valencianos. Ante una fuerte presencia policial, entre tres y cuatro centenares de personas se han vuelto a plantar en la confluencia de la Carrera de San Jerónimo con la calle Cedaceros.

Sobre las 20.45 horas los cinco jóvenes detenidos han sido trasladados al Juzgado de guardia para prestar declaración. Sus abogados, tras la confusión inicial con el abogado de oficio (urdida, según la versión de los familiares, por la Policía), han podido finalmente asistir a los jóvenes. Están acusados por supuestos delitos de atentado contra la autoridad y desobediencia, según explicó por teléfono Salvador, padre de la única detenida, desde la Ciudad de la Justicia.

También explicaron que, tras la previsible liberación, los cuatro detenidos acudirán a la entrada de Zapadores donde varios miles de personas continúan protestando contra la carga policial de esta mañana (fotogalería). Durante toda la tarde, el equipo de abogados concentrado ante la Comisaría de Zapadores, ha mostrado su preocupación por el caso de uno de los detenidos que, al parecer, no tendría los papeles de residencia.

En un comunicado de prensa, el portavoz del Grupo Territorial del Partido Popular en el Senado, Pedro Agramunt, ha lamentado los hechos acontecidos en las inmediaciones de Les Corts valencianas. 'No pueden volver a repetirse, pues es inaceptable que se permitan ataques contra dirigentes que han sido elegidos democráticamente y que representan a la voluntad de los ciudadanos', ha señalado Agramunt.

Compromís, uno de cuyos diputados, Juan Ponce, resultó herido durante la carga policial, pedirá explicaciones a la Delegación del gobierno. De hecho, la diputada Mònica Oltra pidió explicaciones in situ al subdelegado del gobierno y a los propios agentes de la Unidad de Intervención Policial que custodiaban a los detenidos.

Por su parte, Esquerra Unida del País Valencià ha pedido la dimisón de la delegada del gobierno, Ana Botella. Para la diputada Marga Sanz, coordinadora de EUPV, 'la actuación policial de este mediodía ha sido absolutamente desproporcionada e injustificada'. 'En Valencia parece que se ha querido repetir lo que pasó en la Plaça de Catalunya', ha añadido Sanz.