Público
Público

Moncloa recibe como una "buena noticia" la dimisión de Berlusconi

El secretario de Estado de la UE, Diego López Garrido, considera que el desplome de Italia hubiera sido un golpe muy serio para la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Estado de la UE, Diego López Garrido, ha calificado este domingo de 'buena noticia y de paso positivo' la dimisión del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, al considerar que estaba poniendo en riesgo la estabilidad de la zona euro.

López Garrido, ha asegurado que la situación en Italia se estaba convirtiendo en 'insostenible' y que el desplome de su economía podría haber representado un 'golpe muy serio' para el resto de los países de la moneda única.

'Se trata de una buena noticia y de un paso positivo para los italianos y para los europeos', ha afirmado el secretario de Estado. Para López Garrido, el 'gran error del dirigente italiano ha sido no poner en práctica las políticas de austeridad' dictadas por la UE. Algo que sí ha hecho el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, según ha destacado el dirigente de Estado.

Garrido comparó la actitud del ya ex primer ministro italiano con la del líder del PP, Mariano Rajoy, por votar en contra del plan de ajuste aprobado por Zapatero en mayo del pasado año.

De no haber prosperado en el Congreso aquellas medidas, España habría acabado del mismo modo que está ahora Italia, ha subrayado el secretario de Estado. 'Berlusconi ha hecho lo que hizo el PP', ha resumido López Garrido.

Ha rechazado que el mandatario italiano se vaya por voluntad de los mercados y que Italia vaya a tener un nuevo gobierno sin contar con la opinión de los ciudadanos.

Para López Garrido, Berlusconi se va 'no porque él quiera, sino porque ha dejado de tener el apoyo parlamentario'. Tras la dimisión del sábado, de Berlusconi, el jefe del Estado italiano, Giorgio Napolitano, ha comenzado este domingo las consultas con los representantes políticos del país para decidir si convoca elecciones anticipadas o la formación de un Gobierno de transición.

López Garrido ha valorado la posibilidad de que el excomisario europeo Mario Monti se ponga el frente del Ejecutivo italiano, aunque ha evitado hacer un pronunciamiento oficial hasta que Napolitano adopte una decisión.