Público
Público

Morenés: España está en un "escenario de guerra" en Afganistán

El ministro de Defensa reitera su apuesta por "prorrogar" la salida de las tropas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pedro Morenés ha dado carpetazo a la polémica sobre la definición de la operación internacional en Afganistán. El ministro de Defensa asegura que los militares españoles están 'en una misión de paz', pero ha reconocido que desarrollan su trabajo 'en un escenario bélico, de guerra'.

Ante la polémica surgida entre el Gobierno del PSOE y el PP la pasada legislatura sobre la terminología utilizada para definir las misiones de los militares en el exterior, Morenés ha afirmado que él no tiene 'ningún empacho' al respecto y que España está en Afganistán en 'una misión de paz, en un escenario en el que se producen combates'.

Prueba de ello, según ha añadido el ministro, es que hay 98 lápidas, en alusión a los militares fallecidos en los 10 años de participación española en Afganistán. 'Los muertos merecen respeto y este ministro eludirá eufemismos', ha concluido Morenés, para zanjar la polémica. El ministro ha asegurado que no tiene ninguna 'reticencia' a pronunciar la palabra 'guerra' y ha apuntado que si no utilizó esta expresión durante su visita a las bases españolas en Herat y Qala-i-Naw pudo deberse a un 'lapsus', en todo caso no voluntario.

Morenés también ha respondido a las preguntas de algunos diputados sobre el motivo por el que se ha decidido retrasar el inicio de la retirada de Afganistán y ha explicado que se ha tomado la decisión tras hacer un análisis teniendo en cuenta la seguridad de las tropas, las obligaciones contraídas con la comunidad internacional y si se podía 'atender a la permanencia' de las tropas 'por razones económicas'.

Para Morenés, España no gasta 'demasiado' en Defensa

Tras escuchar a los responsables de la operativa militar, decidió que lo 'sensato' era que la salida de Afganistán debía 'prorrogarse' para poder 'estar perfectamente preparados' en estos meses de primavera-verano en los que 'florece la insurgencia' y el contexto es 'durísimo'.

Además, ha respondido a las críticas de algunos diputados de izquierda que han considerado 'excesivo' el gasto militar, argumentando que considera que España no gasta 'demasiado' en Defensa y ha añadido que, de hecho, es 'realmente menor' si se tiene en cuenta la presencia de España en organizaciones y foros internacionales. El portavoz de ERC, Joan Tardá, había asegurado previamente que 'éticamente no se aguanta' que España tenga '50 millones de euros de gasto militar al día', especialmente en 'un momento de crisis y regresión de derechos sociales'.

Por otro lado, ante los reproches sobre vinculación con el mundo de la industria de la Defensa en los últimos años, el ministro se ha limitado a afirmar que tiene la conciencia tranquila por su trayectoria personal. Morenés fue consejero de una empresa que vendía bombas de racimo, que, incluso, llegaron a ser usadas por las fuerzas leales del fallecido Muamar Gadafi durante la represión de las protestas en Libia. 

Por último, ha avanzado que el Gobierno se encuentra en fase de revisar el acuerdo en materia de Defensa con EEUU sobre la integración de Rota en el escudo antimisiles que la OTAN y Washington quieren desplegar en Europa según el cual la base naval acogerá a partir de 2013 cuatro buques y un total de 1.100 militares estadoundense. El ministro se ha comprometido acudir al Parlamento cuando tenga información más precisa. Ha recordado que la pasada semana habló con el secretario de Defensa estadounidense, León Panetta, a quien trasladó la necesidad de llegar a un acuerdo para poner en marcha cuanto antes el convenio.