Público
Público

Los Mossos, investigados por maltrato a un manifestante

El denunciante acusó al cuerpo policial de fracturarle varios huesos de la mano antes del inicio de la manifestación del Primero de Mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un juez de Barcelona ha abierto una investigación por un presunto maltrato policial a un detenido, que ha acusado a los Mossos d'Esquadra de haberle fracturado varios huesos de la mano retorciéndole la muñeca poco antes del inicio de la manifestación del pasado Primero de Mayo.

En un auto, el juzgado de instrucción número 15 de Barcelona ha acordado admitir a trámite la querella por un delito de lesiones presentada por el detenido, E.L.M., al que los Mossos d'Esquadra arrestaron por encararse supuestamente con ellos cuando le exigieron que se identificara, instantes antes del inicio de la protesta.

La policía catalana también denunció al querellante por una falta de desobediencia, sin que la Fiscalía presentara cargos contra él, pero la juez lo absolvió al considerar que no había suficientes indicios para procesarlo.

Según el relato de la querella, una vez E.L.M. estaba detenido y esposado, un agente antidisturbios se lo llevó junto a una furgoneta, donde empezó a retorcerle la mano mientras le insultaba y le decía: 'ahora vas a cantar quién eres tú, tus amigos y tu familia'.

El denunciante asegura que durante su traslado a comisaría en el furgón policial, los mossos que lo llevaban le obligaron todo el rato a mantener bajada la cabeza y que le golpeaban si intentaba levantarla.

Para averiguar la identidad del agente que presuntamente agredió al detenido, la juez instructora ordenó a la Dirección General de la Policía que identificara a los mossos que componían la unidad que intervino en la detención, situada en la Gran Vía de Barcelona.

Interior facilitó a la magistrada los números de T.I.P. (de identificación) de varios de los agentes desplegados en la zona, pero la juez les requirió nuevamente que afinaran más la identificación, ante lo que la Dirección General de la Policía le ha comunicado finalmente los datos de dos mossos que pudieron intervenir en la detención.

El denunciante precisó en su querella el número y la situación de la unidad que le detuvo

Antes de citarlos a declarar, la instructora ha encargado el reconocimiento del querellante por un médico forense para averiguar si los daños que asegura sufrió durante su detención pueden ser constitutivos de un delito de lesiones. El denunciante acompañó su querella de un informe médico que acredita la fractura de varios huesos de la mano, así como erosiones en los codos y en la espalda.

La querella se interpuso el pasado mes de mayo, pero no se ha admitido a trámite hasta ahora porque, como alegaba el propio manifestante en su denuncia, desconocía el número de T.I.P. del agente que presuntamente le agredió.

No obstante, el denunciante precisó en su querella el número y la situación de la unidad de antidisturbios que practicó la detención, lo que ahora ha permitido la identificación de dos de los agentes que intervinieron en la operación, pese a que llevaban el rostro cubierto con un pasamontañas.