Público
Público

Un muerto al caer la caseta donde se refugió de la lluvia

En el siniestro resultó herida leve la mujer de la víctima, que veraneaba en la zona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un hombre de unos 40 años falleció ayer al desplomarse sobre él una caseta situada en una playa de Burriana (Castellón), donde se resguardaba de la lluvia. La víctima se hallaba junto a su mujer, que resultó herida leve, y sus dos hijos, que resultaron ilesos. La familia disfrutaba de sus vacaciones en la zona.

La caseta se vino abajo alrededor de las 17.30 horas a consecuencia de un pequeño tornado. Los servicios de emergencia intentaron reanimar al hombre, quien finalmente murió camino al hospital a consecuencia de las heridas que le provocó el derrumbe. Además, el servicio de Salvamento Marítimo rastreó durante varias horas las playas de Benicàssim, a escasos kilómetros del lugar de la tragedia, por la posible desaparición de un surfista. Finalmente, se desactivó la búsqueda ante las dudas y la falta de indicios.

Las tormentas descargaron en algunos puntos de la provincia hasta 57 litros por metro cuadrado, como sucedió en Benicarló; en Benassal cayeron 44,5 litros. También llovió con fuerza en Valencia y Alicante. Asimismo, en Teruel se registraron casi 40 litros por metro cuadrado. Zaragoza y Huesca tampoco se libraron de los chubascos.

Protección Civil había alertado de la posibilidad de intensas lluvias y tormentas en el este peninsular, que afectarían sobre todo a Catalunya, Castilla-La Mancha, Aragón, País Valencià y Murcia, donde podían acumularse 50 litros por metro cuadrado.