Público
Público

La mujer detrás del líder

Rompe un 'techo de cristal' y coge el testigo de Alfonso Guerra y José Blanco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras los sinsabores de la campaña electoral que dirigió para Alfredo Pérez Rubalcaba en las últimas elecciones generales, Elena Valenciano (Madrid, 1960) se apartó de los focos. Pero no del estrecho equipo de colaboradores del nuevo secretario general. 'Le ayudaré en todo lo que pueda', había anunciado al arrancar esta andadura.

Esa ayuda también la sintonía personal y profesional con el nuevo líder la han conducido hasta la Vicesecretaría General del PSOE. Un cargo para el que fue elegida ayer y que sólo ocuparon antes Alfonso Guerra y José Blanco. Ambos fueron testigos de este momento histórico, de cambio de etapa, desde la primera fila del salón de convenciones del Hotel Renacimiento de Sevilla.

Ninguna mujer había sido número dos en 132 años de historia

Feminista hasta la médula, Valenciano ha roto un techo de cristal en su partido. Con 132 años de historia, ninguna mujer había logrado ser la número dos Carmen García Bloise en 1979 y Leire Pajín en 2008 ocuparon el tres, como secretarias de Organización. Bien es cierto que en esta ocasión también se pretendía romper otro más difícil, el de coger las riendas de un partido desde la Secretaría General.

El nombramiento de Valenciano, que se afilió a Juventudes Socialistas en 1975 y ha ido escalando peldaños socialistas desde la centralita telefónica de Ferraz, donde empezó a trabajar, no ha sorprendido a nadie. Ni dentro ni fuera del entorno de Rubalcaba. Es más, el último día de campaña y preguntado por las listas cremalleras en el PSOE, el líder de los socialistas reconoció que estaba pensando en situar a una mujer como número dos. Todas las miradas se volvieron hacia ella.

Será la portavoz del partido, aunque compartirá la tarea con Óscar López

A caballo entre Madrid y Altea (Alicante) donde vive su familia y se aparte del mundanal ruido frente al mar mediterráneo, Valenciano ejercerá de portavoz del PSOE en esta nueva etapa. Una tarea que compartirá con el nuevo secretario de Organización, Óscar López, según explicaron fuentes de la dirección. Se convertirá así en la cara del partido los lunes tras las reuniones de comisión Ejecutiva federal. En la de hoy, no obstante, el protagonista será Rubalcaba.

Esta labor tampoco le es extraña porque durante la campaña de las generales ya ejerció de portavoz. Muy activa en las redes sociales, Valenciano se ha erigido en una de las políticas más tuiteras que conversa con gente anónima para estar en contacto con la calle. Un elemento más para sintonizar con Rubalcaba, que se ha convertido en un apasionado defensor de las redes. Este es el canal por el que a veces da información y también deja claras sus líneas rojas. Por ejemplo, la que traspasó Juan Carlos Rodríguez Ibarra al decir que Carme Chacón le parece 'Zapatero con faldas'. Valenciano tuiteó: 'Rechazo absoluto [...]. Ni una broma'.

Es una de las políticas más 'tuiteras' de los partidos españoles

La pugna por liderar el partido la ha situado frente a algunos amigos como José Borrell y Cristina Narbona, que se unieron al equipo de Chacón. 'Fui una de las primeras personas que apoyó a Borrell en las primarias que disputó a Joaquín Almunia en 1998', recordaba al principio de la contienda, cuando anunció que no pensaba 'dejar de ser su amiga'.

Entre otras razones porque le debe mucho. Según admite la dirigente socialista, parte de su currículum está ligado a Borrell. De su mano llegó al Parlamento Europeo, donde fue diputada entre 1999 y 2008. En marzo de 2007 pasó a formar parte de la dirección del PSOE, en el área de Relaciones Internacionales. Hace cerca de un mes afirmaba que preferiría dedicarse 'más al grupo parlamentario'.