Público
Público

Nadie puja por el pazo de los Charlines

Ni empresarios ni administraciones hicieron ofertas por el terreno de los narcos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni la Administración Pública, ni empresarios de la hostelería, ni particulares han querido el pazo de Vista Real, antigua casa del clan Charlín y gran símbolo del poder de los narcos en la ría de Arousa. La puja, celebrada este martes en la Delegación de la Agencia Tributaria en A Coruña, fue declarada desierta después de una hora de subasta. El precio inicial del pazo, del siglo XVIII y con más de 24.000 metros cuadrados de terreno, fue de dos millones de euros, pero, tras no recibir ofertas durante la primera media hora, se rebajó su precio un 25%. Pero ni así tentaron a la audiencia.

De hecho, hubo bastantes más periodistas que compradores en el salón de actos de Hacienda. Tampoco hizo acto de presencia la Administración local, a pesar de que públicamente habían mostrado interés en el inmueble.

Cuando la policía allanó el pazo hace 15 años, halló ocho vehículos de lujo, un caballo de pura raza, cuadros de artistas de prestigio y joyas. Pero ninguna de estas típicas muestras de cómo el narco lavaba el dinero ha formado parte de la subasta. Hacienda dará ahora dos meses de margen para que, quienes lo deseen, envíen sus ofertas por el pazo en sobres cerrados. En diciembre se abrirán y la más alta se quedará la mansión, aunque se establecerán mínimos para evitar 'regalarla'. Si aun así no consiguen la venta, el pazo pasará a formar parte del Patrimonio del Estado.

Mejor suerte que el pazo tuvo la nave industrial de una de las conserveras del clan, vendida por 106.585 euros. El delegado en Galicia de la Agencia Tributaria, Luis Pazos, advirtió a los posibles testaferros del clan que se investigará la procedencia de los fondos de las pujas.

Este miércoles se subastarán ocho bateas para la cría de mejillones, cuyo precio oscila entre 120.200 y 240.000 euros, y un buque de pesca de 57.000 euros. El día 13 le tocará el turno a dos pisos de lujo de Pontevedra (138.000 euros y 250.000) y dos garajes de 33.000 euros cada uno.

En la sesión del 14 se pujará por los inmuebles que el grupo delictivo tiene en su tierra, Vilanova de Arousa: cuatro pisos de 100.000 euros, un local comercial (105.000 euros) y un dúplex (212.000 euros). También se subastará un edificio en construcción de cuatro plantas de Vilagarcía (624.000 euros). Finalmente, el 19 de octubre se subastarán 34 garajes tasados en 9.000 euros cada uno.

Pero estos no son los únicos bienes incautados al clan. En julio fueron embargados otros 58 inmuebles, que saldrán a subasta en breve, y tres millones de euros depositados en cuentas en Suiza.