Público
Público

La niña sancionada por usar velo pide ir a otra escuela

Los padres acusan de persecución al director del colegio Novo de Arteixo (A Coruña)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La estudiante musulmana de Arteixo (A Coruña) amonestada por llevar hiyab quiere cambiarse de escuela. Los padres formalizaron ayer la petición después de que la dirección del colegio prohibiese a la niña Zoubair Hakim, de 11 años, participar en las actividades extraescolares porque se negó a quitarse el velo que le cubría la cabeza.

La Xunta aseguró en un comunicado que 'estudiará' la solicitud cursada. Los progenitores pretenden que Zoubair vuelva a su antiguo colegio, al que había asistido hasta este curso, cuando se inauguró el Centro de Ensino Infantil y Primaria Novo, próximo al domicilio familiar. Responsables de la Consellería de Educación, tras entrevistarse con los padres, trataron ayer de encontrar una solución. La respuesta dependerá de la 'disponibilidad de plazas', advirtieron.

El Gobierno gallego señaló en una nota que 'respeta y apoya' las decisiones tomadas por los consejos escolares de los centros, que son los que elaboran y aprueban sus reglamentos internos. El colegio Novo se dotó el 13 de diciembre de un nuevo reglamento que impide que los alumnos lleven 'boinas, viseras, pañuelos' o prendas similares.

En una polémica similar que surgió el año pasado en un colegio de Pozuelo (Madrid), la reforma del reglamento se había realizado antes del inicio del curso, lo que bloqueó la reclamación de los padres.

Ayer, en declaraciones al diario La Opinión de A Coruña, la madre de la niña, Asmaa Taoual, aireó sus sospechas de que la normativa se había aprobado 'en contra' de Zoubair. 'El director [de la escuela Novo] es el mismo que dirigía el colegio al que fue mi hija hasta el año pasado, la conocía bien', manifestó la mujer, que entiende que el reglamento del centro vulnera la libertad religiosa de su hija.

La decisión también provocó un agrio enfrentamiento entre las fuerzas políticas gallegas. No le sentó bien al Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo (PP) que la alcaldesa socialista de Arteixo, Pilar Souto, saliera en defensa de la menor y reclamara a la Xunta 'mediación' ante el temor de que cunda el ejemplo en otros colegios y 'acaben surgiendo guetos de musulmanes'. El conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, llegó a arremeter contra Souto, a la que acusó de 'boicotear la decisión del claustro y del consejo escolar'.

La Consellería insistió por su parte en que la normativa del colegio es 'acorde' a su reglamento interno, que está apoyado tanto por el consejo escolar como por la Asociación de Nais y Pais de Alumnos. A pesar de que el centro aprobó el reglamento interno en diciembre, la Consellería defiende que 'estas normas fueron aprobadas a comienzo de este curso, y por lo tanto todos los estudiantes y sus padres eran conocedores del reglamento que tenían que cumplir'. Desde las filas del BNG, los nacionalistas acusan a la Xunta de 'echar balones fuera'.

La polémica por el uso del velo en Arteixo municipio que alberga la sede central de Inditex cogió por sorpresa a los vecinos. La localidad, muy próxima a A Coruña, de apenas 30.000 habitantes, cuenta con un 6% de inmigrantes, procedentes de más de 30 países. El peso de la comunidad musulmana es muy importante, tanto que cuenta desde hace una década con una mezquita muy frecuentada.

Precisamente este punto de encuentro del islam es motivo de fricción estos días porque deberá echar el cierre. La denuncia de un vecino provocó una inspección que aboca irremediablemente a la clausura del templo por 'no cumplir los requisitos de uso', según reconoció la alcaldesa. Las molestias causadas por los murmullos de los fieles durante la oración precipitaron los acontecimientos.