Público
Público

"No es descabellado que los impuestos del tabaco sirvan para sostener la sanidad"

Pajín busca recursos, en plena crisis, para salvar la financiación del sistema. Con la unidosis, pretende ahorrar 300 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apenas tres semanas después de su toma de posesión, la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ya tiene sobre la mesa una batería de posibles medidas para afrontar uno de los principales retos que plantea hoy la política sanitaria: la viabilidad futura del sistema público de salud. Con un déficit, agudizado por la crisis, de entre 8.000 y 11.000 millones según distintas estimaciones, el Sistema Nacional de Salud se enfrenta a la necesidad de contar más recursos, ya sea por la vía del ahorro o de nuevos ingresos. Para ello Pajín ya ha anunciado que seguirá la hoja de ruta acordada en marzo entre el ministerio y las comunidades, que sortea el espinoso debate del copago e incluye, entre otras propuestas, proponer al Consejo de Política Fiscal y Financiera 'un incremento finalista de recursos' al sistema.

Una de las posibilidades que está en el debate para lograr este incremento es destinar a la sanidad de forma directa una parte de la recaudación de los impuestos del tabaco, o incrementar el impuesto especial sobre este producto con el fin de sufragar al menos parte del gasto sanitario que causa el tabaquismo. 'No es descabellado que los impuestos indirectos del tabaco sirvan para sostener un sistema sanitario que después tiene que prestar un servicio como consecuencia de ese producto', explica a Público la titular de Sanidad. La ministra reconoce que esta idea forma parte de un debate 'que hay que tener con rigor, sin demagogia, y pensando en iniciativas novedosas que ayuden a garantizar la sostenibilidad del sistema'. En cualquier caso, fuentes de Sanidad dejan claro que este debate 'no significa que hoy por hoy se vayan a subir los impuestos del tabaco para financiar el sistema sanitario'.

Pajín: 'Tenemos en casa más fármacos de los que necesitamos'

Según datos facilitados por el Ministerio de Economía y Hacienda, el Impuesto Especial sobre las Labores del Tabaco permitirá recaudar este año 7.929 millones de euros, mientras que las estimaciones para 2011 elevan a 8.247 millones la previsión, si bien es cierto que el 58% de la recaudación está cedida a las comunidades autónomas.

La recaudación total de los impuestos al tabaco, que tiene una carga impositiva del 78% en el caso de los cigarrillos, se obtiene sumando a las cifras anteriores unos 1.000 millones de euros procedentes del IVA, según datos del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), que sostiene que el coste sanitario del hábito consume el 1,5% del PIB (unos 16.500 millones de euros).

Diversos expertos consultados por este diario están en contra de la posibilidad de destinar a la sanidad la recaudación de los impuestos del tabaco por su efecto 'perverso', como explicó el vicepresidente del CNPT, Rodrigo Córdoba, que recuerda que de esa forma, 'cuanto más tabaco se venda, más dinero irá a parar a sanidad'. A su juicio, la clave está en subir el precio del tabaco, que en España es uno de los más baratos de la UE.

La ministra cree que antes del copago hay muchas medidas que tomar

Para Fernando Antoñanzas, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de La Rioja, el carácter finalista de un impuesto (saber exactamente a qué partida va dirigido lo recaudado) hace que los ciudadanos 'acepten mejor' el pago, pero desde la perspectiva fiscal es 'difícil de manejar'. Además, en este caso habría que prever un mecanismo de compensación para que una caída en el número de fumadores no supusiera una reducción en la financiación del sistema. 'Podría provocar déficit si se aplica en sentido estricto', agrega.

Por su parte, el director del Centro de Investigación en Economía y Salud de la Universitat Pompeu Fabra, el catedrático Vicente Ortún, señala que el impuesto del tabaco es 'regresivo' porque afecta más a las rentas más bajas. Ortún cree que, aunque hay margen para subirlo, la cantidad adicional que llegaría a la sanidad 'sería pequeña'. A su juicio, medidas como esta, la unidosis, que 'servirá para gastar más en envases', o la compra centralizada de fármacos ('el Insalud ya compraba muy caro') son 'el chocolate del loro'. 'Hay formas más claras de conseguir dinero, como no pagar cantidades exorbitantes por lo mismo', en referencia a los nuevos fármacos que son mucho más caros pese a no suponer mejoras apreciables. Para Ortún, los planes de Galicia y Andalucía para pagar sólo los fármacos más baratos y subastar el suministro de medicinas, respectivamente, son los ejemplos a seguir.

Algunos expertos ven poco efectivo destinar a la salud los fondos del tabaco

De hecho, al margen del debate sobre los impuestos del tabaco, Sanidad tiene otras propuestas sobre la mesa. Una de las medidas para racionalizar el gasto que está más avanzada es la dispensación de algunos medicamentos, como el omeprazol o el paracetamol, en dosis unitarias (unidosis), evitando dar a los pacientes las cajas completas.

Sanidad tiene previsto publicar antes de que acabe este mes la resolución que pondrá en marcha el sistema, que según las estimaciones que maneja el ministerio permitirá ahorrar unos 300 millones de euros anuales. 'Tenemos en casa más medicamentos de los que necesitamos, e incluso acaban caducando', explica Pajín para justificar la unidosis.

Otra de las propuestas que la ministra está decidida a llevar adelante es la de establecer un procedimiento de compras agregadas para todo el Sistema Nacional de Salud que permita adquirir los fármacos a un mejor precio. En este caso, Sanidad ya trabaja con las comunidades para que las vacunas contra la gripe estacional se compren en 2011 'de manera centralizada', y espera publicar en febrero 'el correspondiente concurso', según fuentes de Sanidad.

Al mismo tiempo, el departamento que dirige Leire Pajín sigue adelante con el fomento de los genéricos, los fármacos sin marca que siguen sin lograr en España niveles de implantación similares a los de otros países europeos. En este sentido, el ministerio publicará este mes una nueva orden de precios de referencia de los medicamentos que supondrá un ahorro estimado de 1.000 millones de euros, sin olvidar otras medidas que llegarán este año como una estrategia de fomento de los genéricos y una campaña institucional dirigida a los ciudadanos.

Con todas estas medidas, y otras como la factura en la sombra (que el paciente conozca el precio de lo que le costaría la consulta), se pretende sortear la idea del copago, que sobrevuela desde hace años los debates sobre la financiación sanitaria, y de la que Pajín no es partidaria. 'Antes del copago hay muchas medidas que se pueden poner encima de la mesa', afirma Pajín, que a priori rechaza el copago 'porque no asegura la sostenibilidad y tiene dos problemas importantes: puede producir inequidad y puede persuadir a los ciudadanos de menor renta de ir al médico o hacerse pruebas por el coste que les pueda suponer'.

En cualquier caso, y al margen del debate sobre las distintas líneas de actuación, Pajín tiene claro que el futuro del sistema 'no está amenazado en absoluto' si se toman las medidas adecuadas que permitan 'no sólo ahorrar más, sino también gastar de forma más eficiente'.

Unidosis

Sanidad publicará en breve los criterios para dispensar fármacos en unidosis. El ahorro estimado de la medida es de unos 300 millones anuales.

Genéricos

Antes del fin de este se publicará una nueva orden de precios de referencia que tendrá un impacto de 1.000 millones al año.

Central de compras

Sanidad y las comunidades ya trabajan para adquirir de forma centralizada la vacuna antigripal. 

12.500 millones de euros

Son las ventas del tabaco en España en 2009, incluyendo todas las presentaciones del producto, según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos.

4.067.825.494 cajetillas

Cantidad de cajetillas de cigarrillos vendidas en el año pasado. Los fumadores adquirieron también en España 1.177.662.604 puros, 5.476.524 kilogramos de tabaco de liar y 196.833 kilogramos de tabaco para pipa.

77,5% carga impositiva

En España el 77,5% del precio del tabaco, en el caso de las cajetillas de cigarrillos, corresponde al Impuesto Especial sobre las Labores del Tabaco y el IVA.

7.929 millones de euros

Es la cantidad que el Estado prevé ingresar en 2010 a través del Impuesto Especial sobre las Labores del Tabaco, a la que habrá que sumar los más de 1.000 millones que, según estima el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), proceden del IVA.

16.475 millones de euros

Estimación del CNPT del coste sanitario y social que genera el tabaquismo en España.