Público
Público

"Nuestra apuesta es una república catalana"

Esther Vivas, Candidata de Des de Baix

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La crisis y los recortes sociales impulsados por los gobiernos español y catalán, integrados por fuerzas de izquierdas, han provocado un cierto reflujo del anticapitalismo. Revolta Global-Esquerra Anticapitalista se ha unido a otras organizaciones como Corriente Roja o Lucha Internacionalista para intentar llevar al Parlament este posicionamiento rupturista con la candidatura Des de Baix (Desde Abajo), liderada por la activista Esther Vivas (Sabadell, 1975).

¿Por qué en una crisis del capitalismo crecen las opciones conservadoras?

Es culpa del fracaso de dos legislaturas de gobiernos de izquierdas que han tenido muy poco de izquierdas y de ecologistas. Lo que han hecho ha sido adaptarse a los recortes de Zapatero, privatizar servicios públicos, hacer pagar la crisis a las clases populares, permi-tir la deslocalización de empresas y apostar por las grandes infraestructuras. Además, el proceso de reforma estatutaria ha evidenciado la claudicación del Gobierno catalán frente al español y la aceptación de un marco constitucional que ha dejado claros sus límites.

Las movilizaciones aquí no se pueden comparar con las de Francia o Grecia.

Sí, la respuesta ha sido más bien débil. Sin embargo, el éxito de la última huelga general marcó un punto de inflexión y ahora hay que emprender una nueva ola de movilizaciones y que los sindicatos mayoritarios convoquen un nuevo paro general, aunque lo que hacen es claudicar ante el Gobierno.

¿Des de Baix puede dividir el voto entre las fuerzas de izquierdas y facilitar que llegue la derecha al poder?

Votar el mal menor puede ser el camino más rápido para llegar al mal mayor. El fracaso de estas dos legislaturas del Tripartito plantea la necesidad de construir una alternativa política, con un perfil anticapitalista, soberanista, ecologista, antirracista, feminista e internacionalista. Es necesaria una nueva izquierda que diga lo que hace y haga lo que dice.

¿Se han marcado algún objetivo en las elecciones?

Esperamos que el día después nos encontremos en mejor situación para construir una izquierda anticapitalista en Catalunya. Las elecciones, para nosotros, son un instrumento para plantear una alternativa.

¿Y los contrarios al capita-lismo, a favor de qué están?

Planteamos combatir la precariedad laboral, reducir la jornada de trabajo, subir el salario mínimo a 1.200 euros, invertir en servicios públicos y en un cambio de modelo energético, incorporar una perspectiva feminista en las políticas anticrisis o defender los derechos de todos los que viven y trabajan aquí. El anticapitalismo parte de una serie de propuestas en positivo.

La mayoría de las compe-tencias para hacer esto son estatales y ahora las elec-ciones son autonómicas...

El Govern ha aprobado la Ley de Educación, ha permitido deslocalizaciones, ha dado el visto bueno a numerosos ERE y ha legitimado los transgénicos. Hay alternativas para hacer políticas diferenciadas, pero los partidos catalanes están claudicando ante los intereses privados.

¿Hay algunos países que les sirvan de referente?

Tenemos en cuenta algunas de las experiencias en América Latina, donde hay gobiernos que han roto parcialmente con el neoliberalismo y el imperialismo, aunque también tienen fuertes contradicciones ecologistas.

Proponen un referéndum autodeterminación. ¿Có-mo lo organizarían, si lo tiene que validar Madrid?

El Parlament debería impulsar un referéndum para que toda la ciudadanía catalana decida cuál es el futuro que quiere para el país, aunque esto contradiga la Constitución. Nuestra apuesta es una república catalana que decida libremente qué relación quiere con el resto de pueblos ibéricos y europeos.

DISPLAY CONNECTORS, SL.