Público
Público

La nueva ley permitirá el aborto en caso de violación o riesgo materno

Gallardón descarta que ambos supuesto vayan a ser eliminados, como ocurrirá cuando exista malformación para el feto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha descartado que la reforma de la ley del aborto vaya a limitar a un solo supuesto los casos en que se permita la interrupción del embarazo, sino que carecerán de 'reproche penal' diversas circunstancias, tales como el peligro para la vida de la madre o el aborto de un embarazo fruto de una violación.

'No será uno, sino que serán varios los supuestos los que se incluirán, de acuerdo con la legislación que antes estuvo vigente, lo que pasa es que esa legislación presentaba algunos errores que tendremos que corregir', ha dicho el ministro, para incidir en que 'no se está trabajando en el criterio de un único supuesto'.

En una entrevista con ABC Punto Radio, el ministro se ha remitido a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional para destacar que 'en esos casos en los que solamente puede salvarse una vida, evidentemente el legislador tiene que establecer un mecanismo para que la opción de salvar la vida de la madre no suponga un reproche penal'.

Además, ha citado 'otros supuestos, como los que han estado vigentes, en aquellos casos en los que el embarazo fuera fruto de una violación, o en los que existiría un peligro cierto para la salud física de la mujer o la salud psíquica de la mujer'.

Según ha explicado, el Ejecutivo entiende que el sistema actual de plazos 'vulnera la Constitución' porque durante unas semanas 'desprotege completamente al concebido, no exige que haya una coalición de los derechos frente a la cual el legislador puede optar por uno u otro', sino que 'simplemente porque no haya cumplido determinadas semanas el concebido, pierde toda protección'.

'Esto es lo que nosotros vamos a suprimir y volvemos a un mecanismo de una ley de supuestos, que es lo que ha dicho nuestro Tribunal Constitucional, que es lo que procede', ha reiterado el ministro, para incidir en que su departamento está trabajando en ello con 'un equipo muy profesional muy técnico que está estudiando las distintas legislaciones' para tener un proyecto antes de que acabe el año.

Las menores, en cualquier supuesto, necesitarán el consentimiento paterno

Sobre el caso concreto de las menores de 16 y 17 años, que actualmente pueden abortar sin consentimiento paterno, Gallardón ha señalado que 'si esa autorización, incluso en los casos en los que hay supuestos previstos en la ley, la da un menor de edad, se desprotegen los derechos del concebido', por lo que 'sí desaparecerá la posibilidad de que las menores puedan abortar por decisión propia' en la nueva normativa.

En cuanto a la práctica del aborto en el sistema sanitario público o en el privado, Gallardón considera que se trata de 'un tema polémico' y ha señalado que aún está por analizar, ya que de momento, la iniciativa legislativa está 'en un trabajo preeliminar'. 'Cuando presentemos el proyecto estoy convencido de que acertaremos en la forma de hacerlo', ha señalado.