Público
Público

El nuevo Govern se estrena endureciendo el Impuesto de Patrimonio

Aprueba la prórroga del presupuesto de 2012 y pide que el déficit para el próximo sea del 1,5%. Mas-Colell avisa que, para reducir los números rojos, "lo que no se consiga por la vía de la recaudación, debe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera medida del nuevo Govern de Artur Mas ha sido de caracter impositivo. Si la última decisión del Ejecutivo en funciones fue introducir un impuesto a la banca, de acuerdo con los puntos acordados con su aliado ERC, en su primera reunión tras la toma de posesión de los nuevos consellers el Ejecutivo autonómico ha aprobado otra de los puntos pactados con los republicanos, el endurecimiento del Impuesto sobre el Patimonio.

En concreto, el Govern  baja el mínimo exento del impuesto de los 700.000 euros a los 500.000 euros, para aumentar la base de cotizantes. Además, el gravamen del impuesto se eleva un 5%, salvo en el tramo más alto, el que afecta a los patrimonios a partir de 10 millones de euros, que se incrementa un 10%.

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha explicado que la medida tiene carácter recaudatorio, aunque no pudo precisar en cuánto aumentarán los ingresos. El conseller ha adelantado, además, que otro de los impuestos pactados con ERC, el de Sucesiones, se revisará dentro de un par de meses, en paralelo a la presentación de los presupuestos catalán para 2013, en los meses de febrero o marzo, según Más-Colell.

La subida del Impuesto de Patrimonio se recoge en el decreto de prórroga de los presupuestos de 2012, hasta que el Parlament apruebe las cuentas autonómicas del próximo ejercicio. Mas-Colell ha afirmado que el objetivo de déficit del 0,7% del PIB marcado por el Gobierno central para el próximo año representa un 'esfuerzo desmedido' y entra en 'contradicción con la lógica económica', por lo que ha reclamado que este límite se amplíe al 1,5 %, como el previsto para 2012.  A este respecto, el responsable de Finanzas de la Generalitst ha señalado que las cuentas de este año cerrarán con un déficit 'ligeramente' por encima del 1,5%.

El conseller ha admitido que la rebaja del déficit supondrá la adopción de medidas 'dolorosas', aunque 'reversibles'. Para sanear las cuentas públicas, si la recaudación de impuestos no ayuda, el Ejecutivo de Mas no duda en acometer nuevos recortes. 'Lo que no se consiga por la vía de la recaudación, deberá hacerse rascando el hueso del Estado del bienestar. No tenemos tantas cosas para privatizar', dijo Mas-Colell.

El decreto de prórroga presupuestaria, según los responsables de la Generalitat, consolida los ajustes aplicados este año y mantiene el 'principio de prudencia' en relación a las perspectivas fiscales de 2013. Mientras dure la prórroga presupuestaria, los gastos de personal se ajustarán a las dotaciones presupuestadas hasta el momento, mientras que los capítulos de gastos de bienes y servicios, transferencias corrientes, fondo de contingencia, inversiones reales, transferencias de capital y variación de activos financieros se prorrogan por un máximo del 72%, aunque cuentan con una disponibilidad limitada, pese a algunas excepciones.

Por su parte, el nuevo conseller de Presidencia, Francesc Homs, y hombre fuerte del Gabinete de Mas, aseguró que la nueva legislatura catalana 'será la de la salida de la crisis'.