Público
Público

La ola de calor amenaza con un verano de grandes incendios

La ONG ecologista WWF prevé una década complicada por el cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera gran ola de calor del verano pone también su punto de mira sobre los bosques españoles. La organización ecologista WWF alertó ayer sobre el riesgo de que se produzcan grandes incendios forestales (GIF) si continúan estas temperaturas durante los próximos meses, tal y como anuncian las previsiones. Si bien la temporada de fuegos se ha retrasado, por las lluvias caídas en primavera, la abundante vegetación se convierte en un factor de riesgo importante.

Los GIF son aquellos incendios que arrasan al menos 500 hectáreas. Suponen sólo el 0,2% del total de siniestros ocurridos al año; sin embargo, queman una superficie que puede llegar al 50% del total, como ocurrió en 2009, cuando 55.000 hectáreas fueron arrasadas por las llamas en 34 grandes incendios. WWF notificó ayer en su informe anual una reducción de la siniestralidad durante los últimos años, pero advirtió de una tendencia al alza en la superficie abrasada que se mantendrá esta década. El cambio climático, con la reproducción de fenómenos extremos de calor, explica, a su juicio, estas previsiones.

Por ese motivo, el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, exigió ayer una política forestal de Estado que sea común para todas las autonomías con el fin de que 'el dinero llegue a tiempo' y las ayudas para la reforestación 'no sean en vano'. En España se han recuperado 1,5 millones de hectáreas desde 1994, aunque el balance todavía es negativo en más de 500.000 hectáreas con respecto a toda la superficie calcinada.

Mientras, la ola de calor procedente de África, que desde el lunes se ha instalado en la Península, dejará hoy temperaturas extremas, sobre todo en el interior del país. En la provincia de Jaén se ha activado el nivel rojo de alerta, ya que los termómetros podrían alcanzar los 44 grados. Sólo Asturias, Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla se salvan por ahora de las altas temperaturas. El resto de territorios mantienen el nivel de alerta amarilla o naranja.