Público
Público

Toda la oposición exige el fin de los recortes educativos

La consejera de Educación madrileña acusa a PSM e IU de "mentir" y "manipular"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todos los partidos de la oposición pidieron este viernes a la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, que 'rectifique' y retire las instrucciones de comienzo de curso porque suponen, en palabras del PSM e IU, un 'brutal ataque contra la escuela pública'.

En la primera Comisión de Educación de la legislatura, que fue tensa y bronca, Figar se defendió de los ataques de los portavoces de la oposición con el mantra que lleva repitiendo desde que empezó el conflicto educativo: que la Comunidad no ha hecho ningún recorte, que la Consejería contratará a los interinos que hagan falta (aunque ya está recortando contrataciones en materias troncales) y que la oposición 'miente' y 'manipula'.

Al término de la Comisión, el portavoz del PSM en la Asamblea, Tomás Gómez, exigió el 'cese automático' de la consejera y pidió a la presidenta de la Comunidad que 'pare los recortes en la enseñanza' y retome el diálogo con los sindicatos 'para alcanzar un pacto educativo'.

A pesar de los tres días de huelga en los centros de secundaria madrileños y las dos manifestaciones masivas en contra de los recortes aprobados por el Ejecutivo de Espe-ranza Aguirre, la consejera de Educación agotó su primer turno de palabra sin mencionar siquiera el conflicto con los profesores.

Tuvo que ser la portavoz de IU, Eulalia Vaquero, la que sacara el tema de los recortes, que han supuesto, según reconoció la propia Figar esta semana, contar con un millar de docentes menos. Vaquero definió las movilizaciones como 'el mayor conflicto educativo en la Comunidad desde la transferencia educativa'. La presidenta de la Comisión, Carmen Martín Irañeta (PP), la interrumpió en dos ocasiones porque, según ella, no se adaptaba 'al tema de la comparecencia de la consejera', pero, aún así, Vaquero tuvo tiempo de exigir 'respeto al profesorado' y pidió a la consejera, a quien criticó su 'torpeza' en la gestión del conflicto, que se reú-na con los sindicatos para llegar a un acuerdo.

Y no estaban lejos. Los representantes de CCOO y la Fapa Giner de los Ríos tuvieron que seguir la comparecencia de Figar por televisión desde una sala anexa, a pesar de estar acreditados para asistir a la Comisión. Martín Irañeta arguyó que en la sala principal, con sillas vacías desde el inicio de la sesión, no había sitio para todos.

El PSM, por su parte, arremetió contra la 'frivolidad' de la consejera al 'querer convertir un gran problema social en un problema político y laboral', afirmó su portavoz, Eusebio González.

Figar, en cambio, repitió una vez más que el paro de los docentes era una 'huelga política' y que si no se había resuelto aún era por la cercanía de las elecciones generales. 'Tenemos la mano tendida al diálogo, pero no es de recibo alargar un conflicto para rascar unos pocos votos el 20-N', sentenció la consejera en su segunda intervención.