Público
Público

Las otras crisis también presentes el 15-S

Jóvenes, feministas y ecologistas saldrán el sábado a las calles para defender sus reivindicaciones, que no son particulares sino "transversales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La manifestación de este sábado 15 de septiembre, convocada por la Cumbre Social, no es monopolio de los sindicatos mayoritarios, que salen a la calle en defensa de los derechos de los trabajadores y contra los recortes que está aplicando el ejecutivo del Partido Popular. Junto a ellos marcharán colectivos y plataformas de jóvenes, feministas y ecologistas para recordar que la crisis actual va más allá del debacle financiero y es, sobre todo, 'una crisis de sistema'.

Uno de los colectivos sociales más afectados por la crisis económica están siendo los jóvenes, con una tasa de paro por encima del 50% y, según los datos publicados esta semana, un 23,7% ellos ni trabaja ni estudia. 'Siguen llamándonos 'ni-nis' refiriéndose a que ni trabajamos ni estudiamos', se queja Ignacio Martín, abogado y miembro de Juventud Sin Futuro y la Oficina Precaria, 'pero la realidad juvenil es que no hay trabajo y cuando lo hay son becas o prácticas no remuneradas, en muchos casos con acuerdos con instituciones públicas, y el acceso a la educación depende de la renta', de forma que con las subidas de las tasas en FP y las universidades públicas a este colectivo le cuesta cada vez más acceder a la formación.

Los jóvenes han pasado de hablar de 'mileurismo' como un fracaso social para, a día de hoy, verlo como una barrera prácticamente inalcanzable. Además, Ignacio explica cómo 'la precariedad cada vez tiene menos el epíteto juvenil y se está alargando durante toda la vida de las personas, aunque los jóvenes la sufrimos con más fuerza'. Prueba de ello es el fenómeno de la migración juvenil, puesto que hoy son más personas las que se van de España que las que vienen. 'No estamos en contra de la movilidad cuando es una decisión plena, en ese caso se nos está echando.' Por eso, este joven está convencido de que 'hay que salir a la calle'.

'La realidad de los jóvenes es que no hay trabajo y la educación depende de la renta'

Desde su colectivo apuestan por 'una democracia radical en la que el trabajo se reparta para trabajar todos y donde queremos que los derechos se garanticen sin importar proveniencias, edad o situación respecto del empleo'. Y por eso se unen a un 'Bloque Crítico Anti-deuda', 'que defienda a las mayorías contra los ataques suicidas de un 1%'.

Ésta es 'una crisis del sistema y un paso atrás en los derechos conseguidos hasta ahora por las mujeres'. Así lo afirma Luisi Acevedo González, de la Asamblea Feminista de Madrid, quien está convencida de que 'la ofensiva que estamos padeciendo va más allá de la crisis económica, es una ofensiva ideológica y patriarcal'. En este sentido, pone como ejemplo las declaraciones del ministro de Justicia Alberto Ruíz Gallardón cuando afirmó que 'la maternidad hace a las mujeres auténticamente mujeres'.

Acevedo recuerda que en lo que va de año ya han muerto 33 mujeres a causa de la violencia machista y el ejecutivo del PP ha recortado las subvenciones a la prevención, educación y formación en esta materia. También han cerrado varias casas de acogida a mujeres maltratadas. Los recortes a la ley de dependencia, 'que no es que fuera la panacea', han repercutido sobre el trabajo más fundamental a la vez que invisibilizado socialmente, los cuidados, ejercidos mayoritariamente por mujeres. '¿Quién cuidará a las personas dependientes?', se pregunta la activista feminista. La respuesta es fácil: las mujeres. 'Vuelven a hablar nuevamente de la familia como la base más importante de la sociedad, porque nos obligan a cargar con responsabilidades que tiene que tener el Estado'.

'Quieren controlar nuestros cuerpos y nuestras vidas' Un ejemplo que pone Acevedo de cómo el Gobierno recorta los derechos de las mujeres es la nueva ley del aborto de la que habla Gallardón. 'Por lo que sabemos continuará estando en el Código penal y fuera de la red sanitaria pública, que es justo lo que venimos reivindicando el movimiento feminista desde siempre. Quieren controlar nuestros cuerpos y nuestras vidas. El aborto es un derecho, y no un delito'.

Con todo, cree que la reivindicación feminista debería ser transversal, 'pero los partidos, sindicatos y movimientos sociales 'a veces' se olvidan de que estamos en un patriarcado'. Y para recordarlo ellas también estarán el sábado en las calles.

Para los ecologistas el 15-S también es una fecha 'muy importante', pero participarán 'con contenidos que van más allá de los expresados en la Cumbre Social, destacando la necesidad de realizar una auditoría a la deuda española para dejar de pagar la que es ilegítima', relata Luis González Reyes, activista de Ecologistas en Acción. A su juicio, 'es imprescindible para salir de la crisis que se deje de pagar la deuda que ha sido contraída para generar destrucción social y ambiental, como los aeropuertos vacíos, las autopistas inútiles o la cementación de la costa'.

'La crisis eral no es la financiera, sino la energética, climática y de biodiversidad' Los ecologistas consideran que las raíces de la crisis económica están ligadas las de la crisis ambiental. González pone un ejemplo: la crisis financiera estalla cuando empiezan a producirse impagos de hipotecas. Estos impagos vienen motivados por un alza de tipos que se produce como consecuencia del incremento de la inflación. Y el principal factor que contribuye al aumento de la inflación es el alza del precio del petróleo que sube, en parte, por haber atravesado ya el pico de máxima producción.

Por todo esto, está convencido de que 'esta crisis económica no tiene salida si no se resuelve la crisis ambiental de fondo'. El 'mundo vacío' lleno de recursos por explotar se ha acabado para siempre y hoy nos encontramos en un 'mundo saturado' caracterizado por la escasez de recursos. Y en este nuevo mundo ya no sirven las políticas del antiguo, aunque sea 'una tentación seguir como si nada hubiera cambiado, es una tentación suicida'. La crisis real no es la financiera, sino la energética, climática y de biodiversidad, 'tres aspectos claves en para la reproducción de las sociedades humanas'.

 

El 15-S más allá de CCOO y UGT