Público
Público

El País Valencià cierra 262 camas hospitalarias

Quedaron inoperativas durante los meses de verano en el habitual recorte de plazas que se hace cada año durante las vacaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Generalitat valenciana (PP) no volverá a poner en servicio las 262 camas hospitalarias que quedaron inoperativas durante los meses de verano, en el habitual recorte de plazas que se hace cada año durante las vacaciones estivales. La cifra de camas cerradas equivale a un hospital de tamaño medio, como el de La Plana (Castellón) o el de Xátiva (Valencia), informa Efe. La secretaria autonómica de Sanidad, Manuela García Reboll, afirmó que la medida supondrá un ahorro de 84.460 euros al día y explicó que el recorte es 'coyuntural' y 'totalmente reversible'.

García Reboll achacó la reducción del número de camas al calor que está haciendo durante este mes de octubre en el País Valencià. Detalló que los '34 grados' de temperatura que se están alcanzando estos días está provocando un retraso en la aparición de la epidemia de gripe. Esto, entre otros factores, ha provocado que en los hospitales valencianos haya un 'alto número de camas sin ocupar'. Según la secretaria autonómica, si en los próximos días hay un brote de esta enfermedad, las plazas podrán volver a ocuparse.

La oposición criticó ayer duramente el recorte. Ignacio Subías, diputado socialista, censuró que 'se atrevan a cerrar camas justificándolo con una bonanza climatológica temporal' y pidió a la Generalitat que 'si en estos momentos hay menos ingresos en los servicios de medicina interna, que aprovechen esas camas hospitalarias vacías para intentar disminuir las tremendas listas de espera'. Por su parte, Mónica Oltra, de Compromís, recordó que la Comunitat 'tiene menos camas hospitalarias por habitante que el resto de comunidades del estado español', y que está 'muy por debajo de la media'.

García Reboll también anunció que su departamento está estudiando que los hospitales públicos operen por las tardes para disminuir el número de derivaciones a la sanidad privada. Además, de momento no se abrirá el nuevo hospital de Llíria (Valencia), uno de los centros prometidos por la Generalitat.