Público
Público

Los parientes de Díaz Ferrán e Ignacio González cobraron 249.000 euros de Bankia en 2011

Arturo Fernández y Carmen Cavero, exconsejeros del banco, reanudan el desfile de imputados en la Audiencia Nacional. También comparece este viernes la 'mano derecha'de Rato, Fernández Norniella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El desfile de los 33 imputados en el 'caso Bankia' se reanuda este viernes en la Audiencia Nacional con la comparecencia del empresario Arturo Fernández y Carmen Cavero, allegados de Gerardo Díaz Ferrán y del presidente madrileño, Ignacio González, respectivamente. Como consejeros del banco, cobraron del grupo en el año 2011 --la entidad se creó en junio de ese año-- 115.000 euros (Fernández) y 134.000 (Cavero), en total, 249.000 euros, según los datos oficiales del banco.

La ronda de imputados comparecientes de este viernes se completa con José Manuel Fernández Norniella, amigo íntimo de Rato y que fue consejero ejecutivo adjunto a la Presidencia de Bankia, con una remuneración en 2011 de 319.000 euros.También formaba parte de la Comisión Ejecutiva y de la Delegada de Riesgos. Sobre el papel, su testimonio es el más relevante del día.

Fernández Norniella fue diputado del PP (1993-96), secretario de Estado de Comercio con Aznar (1996-1998), y presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio y como tal vicepresidente de la CEOE.

Quién es actualmente vicepresidente de la patronal es Arturo Fernández, que a su vez preside la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM). Es conocido como cuñado de Díaz Ferrán, aunque en realidad era cuñado político de un hermano ya fallecido del expresidente de la patronal, que estaba casado con una hermana de la esposa de Fernández.

O sea que los dos son una especie de concuñados políticos --si existe ese parentesco-- y en cualquier caso el restaurador, dueño de 'Arturo' Grupo Cantoblanco, sucedió al otro al frente de los empresarios de Madrid. En su época de mayor relación sí se llamaban cuñados, aunque no lo fueran estrictamente hablando, pero últimamente se han distanciado, según fuentes próximas a la CEOE.

Fernández declarará como imputado ante el juez Fernando Andreu la semana siguiente a que, otro magistrados de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, enviase a la cárcel a Díaz Ferrán con fianza de 30 millones de euros por el presunto alzamiento de sus bienes para no pagar a los acreedores de Viajes Marsans.

Arturo Fernández está imputado, junto a los otros 32 consejeros de Bankia y su matriz, BFA, por haber formado parte de la entidad cuando se produjo la investigada fusión y salida a bolsa de la entidad. El juez indaga además si hubo delitos en la aprobación en marzo de 2012 de las cuentas de 2011, declarando unos beneficios de 305 millones de euros, cuando sólo dos meses después la entidad se vió forzada a reconocer unas pérdidas de 2.900 millones en relación al mismo ejercicio.

Arturo Fernández, casi un 'hooligan' de Esperanza Aguirre y vocero de las virtudes políticas de la lideresa, ha sido un defensor de la reforma laboral, y, aunque de verbo fácil, no ha sido capaz de alcanzar las cotas de ingenio de su concuñado Díaz Ferrán cuando soltó que los empleados en España debían 'trabajar más y cobrar menos'. Su empresa tiene adjudicada la concesión de la restaruación de innumerables centros oficiales (como el Congreso de los Diputados) y de varios estadios de fútbol como el Calderón o el Bernabéu.

Por su parte, Carmen Cavero es hermana de la mujer del presidente de laComunidad de Madrid, y además formó parte del Comité de Auditoría de la entidad, por lo cual cobraba mayor retribución. Hasta la fecha, los otros miembros de ese comité han manifestado al juez que la auditora Deloitte no les advirtió de salvedades en relación a las cuentas de 2011, aprobadas en marzo de este año, pese a que dos meses después se demostró que tenían un desfase de más de 3.000 millones de euros.

Este viernes también declara ante el magistrado un cuarto exconsejero imputado, Alberto Ibáñez, expresidente de Citygroup España, que también perteneció al Comité de Auditoría de Bankia.

Las comparecencias de los imputados se cerrarán la semana próxima con la declaración, el 20 de diciembre, de Rodrigo Rato, expresidente de Bankia.