Público
Público

Patxi López aconseja a Bono que empiece a "pensar en descansar"

Valenciano defiende que Rubalcaba no es "el responsable" de la debacle. Gómez recuerda que Almunia se fue con 125 diputados. Chacón dice que ahora toca "el debate de ideas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por más que se esfuercen en aparentar normalidad y encapsular las discusiones internas, los nervios están tan a flor de piel en el PSOE que ni los más templados pueden evitar que algunas chispas estallen públicamente.

Una de las más estruendosas ha sido la creada por José Bono con su reivindicación de un líder para el PSOE que grite '¡Viva España!' y su cuestionamiento de la legitimidad para serlo de un socialista catalán. El lehendakari Patxi López le aconsejó que, 'a lo mejor', tendría que empezar a 'pensar en descansar' después de haber sido presidente de Castilla-La Mancha, ministro de Defensa y presidente del Congreso de los Diputados.

López, durante una entrevista en Onda Cero, subrayó que a los congresos del PSOE no se va a 'dar gritos, sino a hacer y defender ideas'. 'Quien tenga complejos de este tipo, quizá haya que recordarle que el partido es el Partido Socialista Obrero Español', añadió, tras subrayar que un país 'que no reconoce su diversidad y sus singularidades no es un país real'.

El lehendakari y Madina vuelven a descartarse para la carrera sucesoria

Otras declaraciones, en este caso del secretario general de Madrid, Tomás Gómez, vinieron a recordar que el PSOE está en proceso de dilucidar un nuevo liderazgo. Tras la reunión del Grupo Parlamentario Socialista en la que se eligió presidente a Alfredo Pérez Rubalcaba, el dirigente madrileño, que participó en calidad de senador, comentó que él respetará la decisión que adopte el que fue candidato electoral sobre la posibilidad de aspirar a la Secretaría General del PSOE, pero recordó que cuando, en 2000, el PSOE 'sacó 125 diputados, [Joaquín] Almunia dimitió como secretario general y no se presentó en el congreso'. Ahora, los socialistas tienen 110.

Elena Valenciano, que dirigió la campaña de Rubalcaba, declaró en TVE que presentar al candidato como 'el responsable' de la debacle 'no es justo ni nadie lo piensa'. 'Somos responsables todos', sostuvo.

Sin embargo, no es esa la opinión de la exministra María Antonia Trujillo. En declaraciones a Europa Press, defendió que Rubalcaba tendría que ser 'generoso' y 'dejar espacio a otras personas que no vengan de fracasos electorales en toda regla'.

Si Rubalcaba sigue en la fase de consultas antes de anunciar su candidatura, otra tanto hace Carme Chacón. La ministra de Defensa en funciones dijo que ahora toca 'el debate de las ideas y después vendrán los nombres'.

Iglesias garantiza un comportamiento 'incoloro' del aparato

Hoy volvieron a descartarse como alternativa el lehendakari y Eduardo Madina. 'Ni estoy ni voy a estar' en la carrera por el liderazgo, reiteró el recién reelegido secretario general del grupo parlamentario. Y el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, garantizó que el aparato actuará de modo 'incoloro' ante las candidaturas que surjan.

Patxi López abordó también otro debate interno al señalar que a él le gustaría que quien resulte elegido secretario general sea también el candidato en las próximas elecciones, pero advirtió de que eso 'no lo dicen las normas del PSOE'.

En cuanto al procedimiento a seguir, opinó que las primarias abiertas a simpatizantes que aplican los socialistas franceses no son un 'mal modelo', pero recordó que no se aplica para elegir al líder del partido, sino al candidato electoral. En este sentido, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, dijo en Canal Sur que no le importaría somete su candidatura a unas primarias.