Público
Público

Plástico en lugar de pelotas de goma

Los Mossos d'Esquadra adquieren un nuevo modelo de escopeta menos dañino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los Mossos d'Esquadra equipararán sus unidades antidisturbios con unas nuevas escopetas que sustituyen las pelotas de goma por proyectiles de plástico, de punta redondeada, que se deforman al impactar en el cuerpo.

El nuevo tipo de armamento y de munición obligará a modificar un reglamento interno, y por eso la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra todavía no ha empezado a utilizarla, pese a haber recibido meses atrás el suministro de 15 lanzadores GL06-LL, fabricados por la empresa suiza Brügger & Thomet.

Este modelo de escopetas, hecha en polímero y de dos kilos de peso, permite disparar con gran precisión a una distancia de 50 metros y, según el fabricante, provoca 'inhibición muscular temporal' durante cerca de un minuto.

La munición de impacto de la escopeta, del calibre 40 milímetros, tiene una punta de espuma viscolástica de poliuretano de alta densidad que se deforma y, aunque provoca dolor durante tres días, no deja secuelas. Al contrario de lo que sucede con las pelotas de goma, estas balas no rebotan después del primer impacto.

La intención de la Policía autonómica no es suprimir definitivamente el uso de las pelotas de goma sino restringirlo y utilizarlo como último recurso. El uso del nuevo armamento, sin embargo, obligará a cambiar el reglamento actual, que obliga a disparar las pelotas de goma a un mínimo de 50 metros de distancia y buscando un rebote.

Una sentencia reciente del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSCJ) condenó al departamento de Interior de la Generalitat a indemnizar con 60.000 euros por un pelotazo de goma a un transeúnte que intentaba esquivar los disturbios del 2006 en Barcelona durante los festejos del triunfo del Barçaen la Champions.