Publicado: 17.08.2011 19:53 |Actualizado: 17.08.2011 19:53

La policía desaloja la Puerta del Sol tras ser tomada por la marcha laica

Cargan contra los manifestantes que accedieron con dificultad en la plaza tras el bloqueo de los peregrinos de la JMJ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía ha desalojado a la fuerza la Puerta del Sol después de que esta fuera tomada por los manifestantes de la marcha laica, que consiguieron acceder al interior de la plaza a pesar de los intentos de varios peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) por bloquear su entrada (RTVE.es transmite en directo lo que ocurre en Sol).

Las primeras cargas de los agentes antidisturbios han comenzado hacia las 22.00 horas y han sido respondidas con lanzamientos de botellas de cristal por parte de algunos manifestantes, informa Sara Brito. Fuentes policiales han confirmado a Público la detenición de seis personas. La carga se ha saldado además con siete personas heridas, dos de ellas policías.

Pese a tratarse de una manifestación permitida y cuyo trayecto incluía pasar por la Puerta del Sol, los manifestantes vieron como un grupo numeroso de participantes de la JMJ obstaculizaron su acceso a la plaza hasta bien entrada al noche al grito de "esta plaza es del papa". No obstante, la gran afluencia de gente a la manifestación provocó que los fieles de Benedicto XVI tuviesen que abandonar Sol. A estas horas, asisten a un concierto de rock cristiano en la plaza del Carmen, a escasos 200 metros de la plaza, ajenos a lo que allí sucede.

"Menos crucifijos y más trabajo fijo" es una de los lemas más coreados   

La Policía había montado un cordón policial para separar a los dos grupos y evitar enfrentamientos, que a primera hora no habían pasado de unos cuantos insultos y algunas escenas de tensión. Ante la presión de los manifestantes, el cuerpo policial tuvo que desmontar el cordón y se colocó en los aledaños de Sol, antes de iniciar las cargas, para seguir separando a los manifestantes de los peregrinos, que salieron de la plaza por la calle Montera, informa Guillermo Rodríguez.

En este momento, la plaza está totalmente despejada, aunque la policía ya ha reabierto los accesos, informa Daniel Ayllón.


Miles de personas habían salido a 19:30 horas desde las plazas de Tirso de Molina y Jacinto Benavente y las calles que dan a parar a Sol estaban abarrotadas desde el principio, informa Natalia Castro. Al término de la marcha, la gran mayoría de manifestantes decidieron quedarse en la plaza, que finalmente fue desalojada por los antidisturbios. 

La cabecera de la protesta, que transcurría bajo un ambiente festivo, portaba una pancarta con el lema "De mis impuestos al Papa cero y Estado laico ya" y los que allí estaban fueron los únicos que volvieron a Tirso de Molina.

La Policía ha detenido a una persona por lanzar una botella a un agente

"Menos crucifijos y más trabajo fijo" ha sido una de los lemas más coreados junto a los de "No con mis impuestos" o "Menos curas y más cultura". En las pancartas se podía leer proclamas como "Esta no es la juventud del papa", "Menos viajecitos y mas papeo para los negritos", "Dios sí, Iglesia no" o "Separación Iglesia-Estado".

Además, un gran cartel mostraba una especie de combate de boxeo por el alma de la juventud entre el papa y Stéphane Hessel, autor de Indignaos, un alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica.

El presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, ha declarado a Europa Press que la marcha persigue "decirle al mundo que en España no sólo hay población católica sino de otras confesiones" porque, a su juicio, pueden pensar que toda la ciudadanía respalda la visita de Ratzinger.

En este sentido, ha incidido en que no se trata de una protesta contra Benedicto XVI, sino una reivindicación del Estado aconfesional, de una reforma de la Constitución que elimine las referencias a la Iglesia y de la libertad de cualquiera para manifestarse.