Publicado:  20.02.2012 15:36 | Actualizado:  20.02.2012 15:36

La Policía vuelve a cargar contra los estudiantes en Valencia

Los antidisturbios intervienen de forma indiscriminada. Hay al menos 25 detenidos, entre ellos seis menores. Cientos de personas protestaban en una marcha, que partía del Instituto Lluís Vives, contra los recortes y la actuación po

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía ha vuelto a hacer uso de la fuerza para dispersar una manifestación estudiantil en Valencia (ver fotogalería). Los agentes antidisturbios no han dudado en utilizar las porras y golpear a los manifestantes, informa Belén Toledo. Al menos hay 25 detenidos, entre ellos seis menores de edad, y otros cinco heridos, según cifras de la Policía Nacional.

La concentración, convocada a través de las redes sociales, partía del Instituto de Secundaria Lluís Vives hacia las dos y media de la tarde. La marcha protestaba por los recortes en educación y la actuación policial de la semana pasada contra los estudiantes del centro, que finalizó con 17 detenidos y varios heridos, alguno de ellos con lesiones muy aparatosas.

A las tres de la tarde, la policía, que ha desplegado hasta 25 furgones, dispersaba por la fuerza la manifestación, que se había iniciado de manera pacífica, y los estudiantes empezaron a dispersarse por diferentes calles. Durante horas la situación en el centro de Valencia era la de antidisturbios que intervenían de forma indiscriminada al tiempo que los jóvenes intentaban volver a concentrarse y salían corriendo para evitar los porrazos, informa Belén Toledo.

Los agentes antisdisturbios cargan de forma indiscriminada  

Poco antes, los manifestantes habían cortado el tráfico al grito de "los ladrones a prisión y el dinero a educación" en la céntrica calle de Xàtiva, frente a la estación del Norte y a pocos metros de la plaza del Ayuntamiento. En todo momento han estado bajo la vigilancia de la Policía mientras los vecinos y viandantes jaleaban a los jóvenes y criticaban la actuación policial por cargar contra "niños".

Pasadas las 20.30 horas, un gran número de personas volvía a congregarse junto al Lluís Vives reanudándose los enfrentamientos con la Policía. Esta vez, entre los manifestantes ya no había solamente estudiantes. Padres, políticos y numerosos ciudadanos se han unido a la protesta mientras graban con sus móviles las constantes cargas de los antidisturbios.

La tensión en la ciudad ha sobrepasado lo vivido hace sólo unos días. Marga Sanz, la portavoz de EU en Les Corts, denunciaba que "estamos ante una ciudad tomada por la policía, que está dejando unas imágenes brutales de agresiones a chavales, a periodistas y a transeúntes cualquiera". Entre los agredidos también se encuentra Joan Baldoví, el diputado nacional de la coalición Equo-Compromís.

"Algunos creen que están en un juego, pero luego vienen las sorpresas" 

El jefe de la Policía, Antonio Moreno, ha defendido la actuación de sus agentes, tal y como había hecho anteriormente la Delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León. Moreno se ha escudado en la "agresividad" de los manifestantes para justificar el uso de la fuerza y ha instado a la autoridad judicial a evaluar si ha sido una respuesta proporcionada.   

Moreno no ha querido revelar el número de agentes que han interviniendo y, al ser preguntado por ello, ha respondido, en tono bélico, "no es prudente revelarle al enemigo cuáles son mis fuerzas". "Algunos creen que están en un juego, pero luego vienen las sorpresas y las lamentaciones", ha añadido.

La Delegada del Gobierno niega que haya "represión" policial contra los estudiantes

Anteriormente, en otra rueda de prensa, Sánchez de León salía al paso y negaba que hubiera "represión" policial contra los estudiantes. La delegada aseguró asimismo que si se detecta "extralimitación" de algún agente habrá "consecuencias", igual que para quien actuó de forma ilícita, antes de dejar claro que no tiene constancia de denuncia o investigación alguna contra ningún agente.   

EUPV-Els Verds ha registrado esta mañana en el Congreso de los Diputados la solicitud de comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que explique la intervención policial. La formación ha indicado que entre los detenidos de la semana pasada dos han quedado en libertad con cargos tras prestar declaración ante la Policía y otros ocho han sido puestos a disposición judicial. A la petición de EUPV se ha sumado el PSOE, que también ha solicitado la presencia en la Cámara Baja del director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó.


Tras los incidentes de la semana pasada ya han sido varias las voces que se han levantado contra los "excesos" de la Policía en Valencia. Hoy, han sido los propios profesores del Lluís Vives quienes han rechazado la "furia policial" a través de un comunicado.

Las muestras de apoyo a las concentraciones se han reproducido en diferentes puntos. En la Universidad de Valencia, unos 400 alumnos y varios profesores se han encerrado en la facultad de Geografía e Historia donde han decidido en asamblea no abandonar las calles hasta que la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana no dimita de su cargo. La decana, Elena Grau, ha permitido la concentración y ha negado el acceso a la policía, que rodea el recinto.

Los estudiantes avisan de que seguirán con las protestas 

En Madrid, unas 200 personas se han dado cita en la Puerta del Sol con pancartas como "Todos somos el Lluis Vives" y han pedido a voces la dimisión de la Delegada del Gobierno. En twitter, el hashtag #PrimaveraValenciana se ha convertido en el tema más comentado en España y se ha colado entre los tres primeros en todo el mundo.

El presidente de la Federación Valenciana de Estudiantes (Faavem), Alberto Ordóñez, ha reclamado la liberación sin cargos de los detenidos, ha advertido que pretenden seguir con las protestas y ha dejado claro que mañana se repetirán con toda certeza. Ordóñez ha calificado la actuación policial como "típica del franquismo" y ha asegurado que el colectivo que preside pedirá "a partir de ahora" autorización para sus actos.

Por su parte, el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans ha señalado en un comunicado que el número de heridos por los incidentes de esta tarde asciende a más de un centenar. Según critica la entidad, la delegada del Gobierno "ha declarado la guerra a los estudiantes" haciendo uso "de la violencia y la represión si es necesario".

PUBLICIDAD

Comentarios