Público
Público

El PP carga contra CiU y conmina al Govern a suprimir la inmersión

Los conservadores llevan al Parlament la exigencia de cumplimiento estricto del auto del TSJC que impone el bilingüismo en la escuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP se lanzó ayer abiertamente contra el modelo escolar de inmersión lingüística con una iniciativa parlamentaria en la que emplaza al Gobierno de Artur Mas a establecer de inmediato un sistema bilingüe en la escuela, apoyándose en el auto conminatorio del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC). Coincidiendo con la presentación de su recurso, el Govern fijará hoy solemnemente su posición, mientras la izquierda pide que rompa con el PP.

Frente al cúmulo de versiones contradictorias sobre el alcance de la polémica decisión judicial, incluida la del propio presidente del tribunal, Miguel Ángel Gimeno, el TSJC precisó ayer que afecta a todo el régimen lingüístico de la enseñanza obligatoria y no únicamente al caso de las tres familias recurrentes, tal y como aseguraba por la mañana el propio presidente.

Sánchez-Camacho reafirma que 'las sentencias están para cumplirse'

'Las sentencias están para cumplirse', afirmó tajante Alicia Sánchez-Camacho en Madrid, mientras el portavoz del PP en el Parlament, Enric Millo, presentaba en Barcelona una propuesta de resolución en la que exige al Govern 'cumplir sus obligaciones legales garantizando de manera urgente e inmediata el cumplimiento de las cinco sentencias del Tribunal Supremo relativas a la reintroducción del castellano como lengua vehicular [....] antes del 2 de noviembre'. El texto exige 'cuantas modificaciones legales sean necesarias' para implantar antes de tal fecha el 'nuevo modelo', que equipara de hecho el castellano como lengua vehicular de la enseñanza pública obligatoria.

La fulminante reacción del PP de Catalunya desafía al Govern, que, por boca de su portavoz, Francesc Homs, aseguró ayer con firmeza que el modelo de inmersión es 'innegociable'. Homs presentó la cuestión lingüística como 'el nervio' de la convivencia y cohesión sociales y destacó que, aunque en Catalunya coexisten dos lenguas oficiales, el catalán está reconocido por el Estatut como la lengua 'propia'. En este tono, el número dos de Convergència Democràtica (CDC) y líder de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, aseguró que la federación 'plantará cara' a la presión contra el sistema de inmersión, que calificó como 'línea roja', y sugirió que el auto del TSJC se inscribe en una acción concertada entre el PSOE y el PP.

El partido de Rajoy recuerda que CiU le debe su estabilidad en la Generalitat

El brusco deterioro del diálogo entre CiU y PP es coherente con el creciente clima preelectoral y el carácter ultrasensible del caso. Tras acusar de 'pirómano' a Pujol y calificar de 'irresponsable' al Govern, Millo no dudó en recordar a CiU que su continuidad en el poder se debe al apoyo del PP al Presupuesto de 2011. 'La sentencia no se pronuncia ni contra la lengua catalana ni contra la inmersión lingüística', subrayó el portavoz del PP catalán, quien, sin embargo, no ocultó la voluntad del partido de poner fin al modelo aplicado durante casi tres décadas y adoptar en adelante el bilingüismo en la enseñanza obligatoria. Millo reiteró que el PP se mantendrá 'firme' en defensa de este esquema, respaldado por el auto del TSJC y envalentonado por el horizonte de la mayoría absoluta.

Con la única excepción de Ciutadans, que compite con el PP de forma desigual en abanderar la cruzada contra la inmersión, la movilización por la el auto del TSJC se extiende en medios nacionalistas y de la izquierda. La portavoz de ICV, Dolors Camats, cargó ayer contra las 'relaciones peligrosas' de Artur Mas para gobernar. '¿Se acuerdan ahora de que es el PP el que ha permitido el recorte del Tribunal Constitucional al Estatut? ¿Se acuerdan ahora de que el PP está en contra del modelo de escuela catalana?'.

El portavoz del PSC, Miquel Iceta, emplazó a CiU a romper amarras con el PP para tener credibilidad. El dirigente socialista reprochó a CiU que se presente como adalid de la inmersión y tenga al PP como socio preferente en el Parlament, en el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación.