Público
Público

El PP convierte a Rubalcaba en su objetivo a batir

Cospedal dice que vuelven "las maquinaciones políticas". Pons: "El jefe de la policía no puede ser portavoz del Gobierno" 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La inauguración de la convención que el PP de Madrid celebra hasta hoy se convirtió ayer en un desfile de pesos pesados del partido. Con las aguas internas más calmadas que en ocasiones anteriores, la dirección nacional de los conservadores ha decidido volcarse con Esperanza Aguirre. La cita arrancó ayer con María Dolores de Cospedal, número dos del PP.

En clave nacional, la nota dominante de la jornada fueron los ataques al vicepresidente primero del Gobierno. Convencidos de que Alfredo Pérez Rubalcaba es el hombre al que el presidente del Gobierno ha recurrido para salvarse de todos los males, el PP ha empezado ya disparar contra él.

Así, Cospedal, consideró que el nuevo papel del ministro del Interior implica una vuelta a 'la España de hace 15 años', la del 'paro, del décifit y de las maquinaciones políticas'. 'Estamos otra vez igual', insistió la secretaria general del PP, que consideró que 'la propaganda y el márketing no crean puestos de trabajo, no hace que las familias lleguen a fin de mes'.

La dirigente conservadora se mostró convencida de que el nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no ha sido diseñado para combatir la crisis, sino para luchar contra la 'pésima' imagen de José Luis Rodríguez Zapatero.

El resto de su discurso fue dirigido a denunciar el abandono al que, a su juicio, Zapaterto tiene sometidos los jóvenes españoles. También se mostró convencida de que Esperanza Aguirre volverá a ser elegida presidenta de la Comunidad de Madrid en las autonómicas de 2011.

También el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, se refirió ayer al titular de la cartera de Interior. En un encuentro virtual se le solicitó que definiera a Pérez Rubalcaba. Lo hizo en tres palabras: 'Demasiado viejo zorro'. Antes, en declaraciones a los medios de comunicación, solicitó la dimisión de Rubalcaba como portavoz del Gobierno o como ministro de Interior: «El jefe de la policía no puede ser el que hable en nombre del Gobierno de España con los periodistas».

Pese a lo sostenido por el vicepresidente, Pons aseguró que en el BOE de febrero de 2002 figura cómo Rajoy fue nombrado portavoz del Gobierno y cesado como titular de Interior, por lo que nunca llegó a ejercer al mismo tiempo las tres funciones que ahora desempeña Rubalcaba.

En clave autonómica, el PP de Madrid empezó ayer a perfilar, en varias ponencias, las que serán las claves de su programa electoral para las próximas autonómicas.

La presidenta de la Comunidad, que hoy clausura la convención junto a Ruiz-Gallardón y Rajoy, se mostró convencida de que la campaña no va a ser nada fácil. Y que los socialistas, liderados por Tomás Gómez, van a ir 'a degüello'.