Publicado:  28.03.2011 08:20 | Actualizado:  28.03.2011 08:20

El PP gallego montó un acto con Rajoy en el barco de una familia de narcos

El líder conservador dio el pistoletazo de salida a las europeas de 2009 a bordo del 'Moropa'. Pertenece al clan del traficante "más importante de España", según la Policía

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Popular de Galicia (PPdeG) organizó el 19 de mayo de 2009, dos días antes del arranque de la campaña para las elecciones europeas, un acto con el líder de la formación, Mariano Rajoy, en Cambados (Pontevedra) que incluyó la visita al atunero Moropa, propiedad de uno de los clanes históricos del narcotráfico. En aquel momento, el jefe del clan de Os Caneos familia propietaria del barco a través de la mercantil del mismo nombre, Daniel Baúlo Car-ballo, cumplía una condena de 17 años y medio de cárcel tras ser considerado por la Policía como "el traficante más importante a nivel nacional".

Varios miembros del clan de Os Caneos han confesado su participación en acciones de narcotráfico, sobre todo en la introducción de cocaína a España por la costa gallega. Las acciones se remontan a finales de la década de los ochenta, cuando, según la versión que ellos mismos trasladaron a la Justicia, actuaban coordinadamente con otro de los clanes emblemáticos del narcotráfico en Galicia, los Charlines.

Los organizadores del acto aseguran que la visita se improvisó

La última de las condenas fue en 2008, cuando la SecciónTercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional consideró a Daniel Baúlo Carballo, que estuvo dado de alta en la Seguridad Social a través de Moropa SL, cabecilla de una operación para introducir tres toneladas de cocaína y lo condenó a 17 años y medio.

Un portavoz del PP de Galicia explica a Público que la visita al barco no constaba en el acto oficial y que se "improvisó" sin que nadie de la organización ni del partido tuviera conocimiento de que el Moropa es propiedad del clan de Os Caneos.

El acto se realizó dos días antes del arranque de la campaña, como pistoletazo de salida del PP gallego ante los comicios. Rajoy se reunió con miembros de la cofradía de Cambados junto a los candidatos Carmen Fraga, hija del fundador del partido, y Francisco Millán. En su discurso, el líder del PP exigió más control en las importaciones pesqueras y se comprometió a encabezar una "batalla por la transparencia". Por su parte, Fraga elogió la evolución de la cofradía: "Hace 20 años esto era un núcleo de furtivismo y ahora es un modelo de explotación", dijo, según informó la prensa gallega .

El acto empezó con un paseo por el muelle y la visita a la embarcación Moropa, a bordo de la que se fotografió la comitiva. Un portavoz del PP gallego explica cómo fue la decisión: "Subirse al barco no estaba previsto ni formaba parte del acto. Era la única embarcación que había en aquel momento al principio del muelle y alguien sugirió que sería una buena idea fotografiarse allí". Y añade: "En este tipo de actos, mucha gente quiere fotografiarse con los candidatos y se hacen muchas fotos que escapan del control de la organización".

El atunero es propiedad de una empresa familiar de Os Caneos

El de Os Caneos es uno de los clanes más conocidos del narcotráfico gallego. Varios miembros de la familia estuvieron involucrados a principios de los noventa en acciones que pretendían introducir cocaína en España.

Tras una disputa con los Charlines por una operación fracasada junto al cártel de Bogotá, el patriarca de los Baúlo, Manuel Baúlo Trigo, decidió colaborar con la Justicia y detalló las acciones realizadascon las embarcaciones Halcón IIy Rand. Según su propio relato, en las operaciones participaban varios miembros de la familia, incluidos sus hijos Daniel, Anselmo y Ramón, así como su esposa, Carmen Carballo Jueguen.

Dicho proceso se deshinchó tras el asesinato de Manuel Baúlo Trigo, testigo clave, por sicarios colombianos, en 1994. Las actuaciones se habían iniciado tras la incautación de una tonelada de cocaína en el barco Rand en octubre de 1991. El año siguiente, cuatro de los hijos del matrimonio Baúlo-Carballo, sin relación con las acciones delictivas que habían reconocido varios miembros de la familia, constituyeron Moropa SL con el objeto social de la explotación de barcos de pesca.

En 2008, el jefe del clan fue condenado a 17 años y medio de cárcel

En julio de 1994, tres meses antes del asesinato del patriarca del clan, la sociedad otorgó plenos poderes como gerente a Carmen Carballo Jueguen, a quien los sicarios colombianos dejaron luego tetrapléjica.Carmen Carballo hermana de Manuel Carballo, otro de los narcotraficantes emblemáticos de Galicia, fallecido en 2009 mientras cumplía una pena de 17 años de cárcel por el desembarco de dos toneladas de cocaína en Cedeira (A Coruña) ha mantenido los plenos poderes desde entonces, según consta en la documentación aportada ante el registro mercantil.

Tras el asesinato del patriarca, Daniel Baúlo Carballo asumió la jefatura del clan y fue detenido en varias operaciones en los últimos diez años. La más importante fue la operación Tul, en 2005, por la que fue condenado a 17 años y medio de cárcel.

En aquel momento, Daniel Baúlo se encontraba en libertad condicional la espera de juicio por la desarticulación de una banda que introducía heroína y fue detenido como cabecilla de otra organización que pretendía introducir por Vigo tres toneladas de cocaína valoradas en cien millones de euros. Formalmente, sin embargo, era trabajador de Moropa SL, lo que le permitió cobrar el paro tras su detención. En la operación Tul también fue detenido su hermano Carlos, que consta como accionista fundador de Moropa SL.

Tras la detención, la Policía difundió una nota sobre Daniel Baúlo: "Es conocido por los investigadores de la Brigada Central de Estupefacientes por su estrecha vinculación con el narcotráfico. Ha sido detenido en varias ocasiones anteriormente y está considerado en la actualidad el traficante más importante a nivel nacional".

En 2006 salió en libertad bajo fianza, pero la Audiencia Nacional le condenó en 2008 como cabecilla de la organización. En 2007 había vuelto a entrar en prisión por la operación Destello, de la que fue absuelto el pasado diciembre pese a demostrarse su asistencia a la reunión para coordinar el comienzo de otra operación de narcotráfico liderada por el colombiano Jorge Vélez.

Manuel Baúlo Trigo: El patriarca

El patriarca del clan de Os Caneos fue asesinado en 1994 por sicarios colombianos. Era el testigo clave del proceso contra los Charlines que siguió la Audiencia Nacional y su muerte dificultó enjuiciar a sus exsocios, muchos de los cuales acabaron condenados en otros procesos. Baúlo Trigo contó a la Justicia cómo organizó junto a los Charlines, con los que se peleó por el impago en operaciones fallidas, varios dispositivos para introducir en España cocaína proporcionada por carteles de Colombia a finales de los ochenta y principios de los noventa.

Carmen Carballo: La gerente

La esposa de Manuel Carballo Trigo participó en las operaciones que su marido organizó junto a los Charlines para introducir cocaína en España, según la autoinculpación que varios miembros de la familia hicieron en la Audiencia Nacional contra su clan rival. Cuando los sicarios colombianos asesinaron a su marido, en 1994, ella quedó tetrapléjica. Ese mismo año, Moropa SL le nombró gerente, con plenos poderes en la sociedad propietaria de la embarcación ‘Moropa'. Su hermano, Manuel Carballo, fue uno de los narcotraficantes de referencia en Galicia, fallecido en 2009 mientras cumplía una condena de 17 años por un desembarco de dos toneladas de cocaína en Cedeira (A Coruña).

Daniel Baúlo: El heredero

Colaboró junto a su padre con la Justicia contra los Charlines y ‘heredó' la dirección del clan tras la muerte de este, en 1994. Formalmente, trabajaba en la embarcación ‘Moropa', lo que le permitió cobrar el paro tras ser detenido, en 2005, en la ‘operación Tul', por la que fue condenado a 17 años y medio de cárcel. La Policía le consideró el narco más importante de España. 


Fundada en 1992

Moropa SL, propietaria de la embarcación ‘Moropa', se fundó en 1992. Constan como accionistas cuatro hijos del matrimonio Baúlo-Carballo.

La matriarca, gerente

En julio de 1994, la sociedad otorgó plenos poderes a Carmen Carballo, esposa del patriarca del clan de Os Caneos y hermana de un conocido narco.

Pérdidas en 2009

Los hermanos Manuel y María Ángeles Baúlo Carballo firman las cuentas de 2009, que declaran pérdidas en el ejercicio de 10.700 euros. 

PUBLICIDAD

Comentarios