Público
Público

El PP no apartará a Camps aunque sea condenado

El president se limitaría a pagar la multa que le corresponda por el 'caso de los trajes' 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el PP es vox pópuli que desde el día en que el president de la Generalitat, Francisco Camps, fue proclamado candidato para las autonómicas del pasado 22-M ya no había marcha atrás. Es decir, que si el Comité Electoral Nacional, con el visto bueno de Mariano Rajoy, le había ratificado como cabeza de lista por el País Valencià no iba a haber sentencia judicial que le apeara de la presidencia de la comunidad autónoma. Primero, porque en los últimos años el president ya dado muestras más que suficientes de la fuerza con la que se agarra al poder. Y segundo, porque el líder de los conservadores no parece dispuesto a apartarle.

Mañana se celebra la audiencia preliminar conocida como vistilla, prevista por la Ley del Jurado, para que el juez escuche a las partes antes de decidir si abre juicio oral por el llamado caso de los trajes, en el que Camps está imputado junto a otros miembros del PP valenciano. Fuentes de la dirección nacional del partido consultadas por este periódico coinciden en que si el presidente de la Generalitat acaba sentándose en el banquillo y es condenado por cohecho (soborno) pasivo impropio, pagará la multa que le corresponda pero no abandonará la presidencia de la Comunitat. 'Tenemos Camps para rato, al menos para esta legislatura', resume uno de sus compañeros.

El TSJ valenciano celebra mañana la vistilla' previa a la apertura de juicio oral

El dirigente conservador está acusado de recibir miles de euros en regalos de los cabecillas de la trama Gürtel mientras los empresarios que pagaban los trajes recibían millones de euros en adjudicaciones presuntamente fraudulentas de la Administración autonómica.

La Fiscalía ha pedido una pena de 41.250 euros de multa. Y la acusación popular, ejercida por los socialistas, insistirá ante el juez en la demanda de tres años de cárcel, ocho de inhabilitación para cargo público y 46.074 euros de multa.

En el partido ya no descartan ninguno de los escenarios y no son pocos los que ven más que probable que Camps se siente en el banquillo y que sea condenado por cohecho a pagar una multa. Ante este escenario, el equipo de Rajoy no se plantea tomar medida alguna, máxime cuando esta causa ha sido desvinculada de la de la financiación ilegal.

'Tenemos Camps para rato, al menos para esta legislatura', dicen en el PP

Desde que estalló el caso de los trajes, la dirección nacional del PP ha variado su discurso en varias ocasiones.

La primera reacción al conocer que el president podría haber recibido trajes de la trama de Francisco Correa fue la de negar los hechos. El propio Camps acuñó la ya famosa frase 'Claro que me pago los trajes'. Y todos sus compañeros, Rajoy el primero, salieron a poner la mano en el fuego por el valenciano. Esto ocurría en marzo de 2009, recién estallado el caso Gürtel.

Pero con el paso de los meses, la estrategia viró y en el número 13 de la madrileña calle de Génova, sede nacional del PP, comenzó a calar la idea de que el president podría haber aceptado los trajes. En este momento, los conservadores crearon un nuevo eslogan para defender al president: 'Camps no se vende por tres trajes'. Con ello, se abría una puerta a la posibilidad de que este aceptara los trajes pero sin dar nada a cambio a quienes le agasajaban. Ahora, la última palabra la tienen los tribunales. Camps siempre ha sostenido que él pagó los trajes en efectivo.

La noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) no acumulará el caso de los trajes a la causa sobre la presunta financiación ilegal del PP Valenciano ha sido recibida por la dirección nacional de la formación con optimismo. Esto implica que Camps que también es el máximo dirigente del partido en la Comunitat, no será investigado por las irregularidades que supuestamente se cometieron en su formación.

En la dirección nacional del partido se muestran convencidos de que Camps, como responsable del PPCV, tampoco asumirá ninguna responsabilidad política si la investigación judicial abierta sobre la presunta financiación ilegal del partido acaba demostrando que efectivamente existieron esas irregularidades. Pero Rajoy tampoco se las exigirá.

Existen tres informes que aportan datos sobre la presunta financiación ilegal, el último de julio de 2010, que revela el pago en negro de 846.000 euros durante 2008 a Orange Market la empresa de la trama en Valencia,dinero destinado a saldar gastos electorales de los conservadores.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, señaló ayer que los conservadores están 'convencidos' de que el presidente de la Generalitat Valenciana 'es inocente' y que, por lo tanto, confían en la Justicia. Cuestionado acerca de si finalmente el presidente llega a sentarse en el banquillo lo hará como jefe del Consell, González Pons se limitó a asegurar que en el partido están convencidos de que Francisco Camps es inocente, informa EP. El dirigente conservador hizo estas declaraciones tras presidir un acto con militantes en Valencia.